Compartir
Publicidad
Del swipe de Tinder a controlar todo el sistema con gestos: cómo deslizar está acabando con los taps
Sistema operativo

Del swipe de Tinder a controlar todo el sistema con gestos: cómo deslizar está acabando con los taps

Publicidad
Publicidad

Me gusta. No me gusta. Deslizar en Tinder para aceptar o rechazar personas es sencillo y rápido. Y todo el éxito de la aplicación se basa en la incorporación del gesto 'swipe left/right'. Un movimiento que con el paso del tiempo hemos visto aplicado en más aplicaciones. Y es que este gesto de deslizar a izquierda para descartar se ha convertido en una solución muy utilizada, no sólo en Tinder.

Los gestos se están convirtiendo en una herramienta fundamental para controlar nuestro dispositivo móvil. Ya no solo en aplicaciones, también en todo el sistema. En el artículo de hoy vamos a repasar cuáles son los orígenes, qué ventajas tienen los gestos y cómo se ha extendido su uso.

Para conocer qué influencia tienen los gestos en Android hemos querido contar con la visión de Diego Andrés Alayon, UX Digital Designer & Frontend Developer en Linkener. Pero empecemos por el principio. Aquí os dejamos con nuestro repaso de la evolución de los gestos y su impacto en Android.

Android es compatible con gestos desde el principio

Tinder es la aplicación que popularizó el gesto de swipe derecho e izquierdo, pero el hecho de deslizar sobre la pantalla del móvil para interactuar con el móvil lleva existiendo en Android desde sus primeras versiones. El framework de gestos para crear, cargar y reconocer gestos específicos llegó junto al SDK de Android 1.6 Donut, en 2009. Una compatibilidad con los gestos que renovó sus animaciones con KitKat y Lollipop pero cuyas funciones básicas ya estaban desde los primeros Android.

Estos gestos se utilizaban de manera esporádica, pero con el paso del tiempo diversos desarrolladores fueron aprovechando su potencial. Tinder se lanzó en 2012, justo el mismo año en que iOS7 añadía el gesto de swipe para ir atrás. Con la aplicación de citas el gesto de deslizar a izquierda y derecha se volvió muy popular, pero en Android ya teníamos otros gestos como el deslizar, arrastrar y ampliar o incluso dibujar letras sobre la pantalla para abrir determinadas aplicaciones. La lista de interacciones con el móvil más allá de hacer clic en un icono o menú es enorme.

En 2009, Android 1.6 Donut ya añadió compatibilidad con los gestos. Pero fue a partir de 2012 con el auge de Tinder cuando se empezaron a popularizar.

Preguntando a Diego Andrés sobre la influencia de Tinder y hasta qué punto otras aplicaciones lo han imitado nos responde: "Tinder hizo algo maravilloso, introdujo la interacción por gestos prácticamente desde el minuto cero. Dando al usuario una comodidad muy alta para interactuar con la aplicación."

Esa diferencia de interacción tiene una implicación directa en el tipo de público al que iba dirigido. "Centró su target en un usuario joven, con una curva de aprendizaje muy alta. Los usuario cada vez consumen contenido mucho mas rápido, y con Tinder ese consumo podía ser a velocidades muy elevadas". Es decir, añadir gestos no solo es un cambio de diseño, también un elemento central que determina el perfil de usuario al que vas dirigido y la agilidad con la que quieres que se consuma el contenido de tu aplicación.

Beneficios y usos de los gestos en Android

Los gestos han acabado expandiéndose en muchos rincones de Android y ya los realizamos de forma intuitiva. Sin embargo ha requerido una curva de aprendizaje algo más alta que los tap. Por ejemplo, hacer clic en el icono de WhatsApp para abrir es más lógico que no deslizar para expandir un menú. Como ocurre con todo, con el paso de los años lo que ahora nos parece algo puntual después será cotidiano.

"El problema con deslizar a izquierda y derecha para borrar es que se usan gestos que ya teníamos asignados a otras funciones. Caemos en un error similar al que se produce con los accesos de directos de teclado en los ordenadores, por ejemplo sacar un menú deslizando hacia la derecha o cambiar entre menús anidados. No se están unificando y eso genera confusiones en los usuarios." Tal y como nos comenta Diego Andrés, los gestos no están faltos de problemas. Vamos a repasar qué ventajas e inconvenientes tienen los gestos en Android.

Ventajas

  • Los gestos permiten liberar espacio en la pantalla, ya que no necesitan de un icono clickable en la interfaz ni ningún elemento concreto en la pantalla.

  • Los usos de cada gesto son muy variados, desde hacer scroll, eliminar notificaciones, actualizar la pantalla, abrir un menú, seleccionar varios archivos o desbloquear el móvil. Los taps están más orientados a seleccionar y abrir.

  • Una vez aprendes el gesto, son intuitivos y agradables de utilizar para moverse por todo el sistema.

  • Los gestos todavía son una herramienta por explorar y en un futuro podrían aparecer nuevas aplicaciones que hagan un uso mejor de ellos. Las posibilidades que ofrecen para controlar el dispositivo son mucho mayores que no los taps.

Inconvenientes

  • Un mismo gesto permite activar varios tipos de acciones, por lo que puede ser confuso.

  • Los clics son ideales para pantallas más pequeñas donde la superficie táctil no funciona tan suave.

  • Pese a todo, el índice de error con los gestos es más alto que con los taps. También dependiendo de la velocidad del swipe puede llevar a un sitio u otro.

Más allá de los clones de Tinder: los gestos se expanden a otras aplicaciones

Gestos Apps

Más allá de Tinder, existen muchas otras aplicaciones que hacen un uso importante de los gestos. Diego Andrés tira para casa y nos habla de varias startups españolas, entre ellas 'Mencanta', que fue financiada por Lanzadera aunque no llegó a buen puerto. También encontramos gestos en JobToday, Flipboard o Musical.ly, una red social donde los gestos también son clave para ir navegando por la aplicación ya que de nuevo se quiere potenciar el consumo rápido de información.

Después de Tinder, varias aplicaciones se lanzaron a los gestos para intentar ganar un poco de atención. Fue el caso de SkyLight y Jelly, creada por el cofundador de Twitter y que finalmente fue adquirida por Pinterest. Y por supuesto, aplicaciones especializadas en gestos como Gesture Control, Edge Gestures, T Swipe o los aplicados a lectores de huellas.

La lista de apps que utilizan los gestos es enorme, desde algunas como Musical.ly donde la navegación es deslizando hasta juegos como Reigns donde se imita a Tinder. Pasando por teclados o apps como Gmail donde deslizamos para eliminar correos y archivarlos.

Teclados

Un tipo de aplicación que históricamente añadió los gestos como una herramienta principal fueron los teclados. Es conocido el gesto de swype (no confundir con swipe), en el que deslizamos recorriendo las letras que formarán la palabra. Un gesto que finalmente la mayoría de teclados han acabado incorporando. También nos acordamos de Minuum Keyboard, un original teclado basado en gestos deslizantes que pese a que no llegó a buen puerto también representó un avance en el uso de gestos para escribir, en clara contraposición a simplemente hacer tap sobre las letras.

Estos gestos también nos sirven por ejemplo para moverse por el teclado. Uno de los trucos más útiles de GBoard es deslizar sobre la barra espaciadora para mover el cursor. Un gesto de deslizar mucho más práctico que no hacer tap en el lugar concreto, que incluso aunque tengamos dedos pequeños es bastante difícil acertar a la primera.

Juegos

Reigns

Otro tipo de aplicaciones que también se apunta a los gestos son los juegos. Aquí podemos diferenciar entre aquellos que se controlan haciendo desplazamientos a izquierda o derecha o aquellos que por ejemplo copian directamente a Tinder, como es el caso de Reigns.

Nos ha parecido muy interesante el estudio del 'Institute of Information Science' sobre recomendaciones en juegos móviles utilizando gestos. Las conclusiones de la investigación son que los gestos son consistentes para jugar y que en función de los gestos se puede describir el estilo de juego.

Gestos Trayectoria de gestos táctiles en 15 juegos móviles. Fuente: Academia Sinica

Con el auge de juegos como PUBG Mobile que permiten varios tipos de control, el uso y la fiabilidad de los gestos es importante porque eso determinará nuestro éxito en el juego. El paso del tiempo y la mejora gráfica de los títulos en Android favorece que la precisión sea cada vez más alta, pese a que también hayamos pasado de deslizar en dos dimensiones a juegos totalmente tridimensionales donde los gestos tienen múltiples direcciones.

La interfaz de Android también se adapta a los gestos

Android P Beta

Hemos hablado de aplicaciones, pero es que el auge de los gestos también está llegando al propio sistema operativo. Siguiendo la estela del iPhone X, muchos fabricantes están implantando el control por gestos en sus interfaces. Lo hemos visto en Xiaomi, OnePlus y recientemente en la beta de Android P, donde deslizando desde el botón home podemos acceder a la multitarea renovada y allí ir pasando de una aplicación a otra sin necesidad de hacer clic en ningún momento.

El problema de estos gestos es que en función de la fuerza de nuestro deslizamiento iremos a un sitio y a otro. Es un mecanismo que todavía debe mejorar ya que en muchas ocasiones acabamos accediendo al cajón de aplicaciones cuando queríamos ir a la multitarea, y viceversa.

Otro caso son los gestos en capas de personalización como MIUI. Aquí ya no es un tema de movimiento, sino de potencia del propio dispositivo para que las animaciones y gestos sean fluidos. En dispositivos más potentes no hemos tenido ningún lag, pero en los Redmi más económicos se nota que estos gestos necesitan una potencia gráfica mucho mayor que no un simple tap en un icono.

Los fabricantes están implantando los gestos en sus capas de personalización para mejorar el manejo. Es un buen movimiento, pero se incrementa la barrera inicial al necesitar más potencia para que vaya todo fluido.

La tendencia es clara, ya que vamos a un futuro con móviles de pantallas grandes y cada vez más potencia. Los gestos llegaron hace mucho tiempo con nosotros y son la evolución lógica de los taps. Requieren más aprendizaje y potencia, pero permiten optimizar la pantalla y ofrecen una manera de controlar el móvil mucho más llamativa y ágil.

¿Acabaremos controlando el móvil mediante gestos en vez de taps? Diego cree que sí, pero también nos apunta a las declaraciones de Elon Musk: "Él decía que usar los dedos para manejar el móvil era algo muy poco usable, que lo correcto seria usarlo mediante algún tipo de interfaz neuronal." Veremos qué depara el futuro.

Entre lo viejo y lo nuevo: Google debería ser más claro

¿Cómo afecta al desarrollo de aplicaciones el aumento de gestos táctiles? Diego Andrés nos contesta: "El aumento de gestos todavía dificulta el desarrollo, ya que no podemos abandonar los métodos tradicionales de interacción. Tenemos que introducir lo viejo y lo nuevo.

Es el caso del clásico menú hamburguesa. Actualmente en Material Design tenemos un icono en la parte izquierda superior con tres rayas que indican la presencia del menú lateral. "Llegará un momento en que la gente ya estará tan acostumbrada a tener que sacar el menú mediante un gesto que ya no será necesario el icono." Un ejemplo muy claro de cómo los gestos ayudan a limpiar la interfaz de elementos innecesarios. Pero hasta entonces, pasaremos años donde habrá que convivir entre lo antiguo y lo nuevo. Una elección que queda en manos de los desarrolladores de aplicaciones.

Inbox y Gmail son dos aplicaciones que ejemplifican el uso de gestos para eliminar correos o marcarlos como favoritos. Con las nuevas líneas de diseño Material Theming estos gestos están cobrando cada vez más relevancia y Google quiere ayudar a los desarrolladores a establecerlos correctamente.

¿Es Google suficiente claro con su visión sobre la interfaz de Android? A lo que concluye: "Google ha dado pasos de gigante en cuanto a la definición de la interfaz de Android, pero como en todo queda camino por recorrer. Esta última actualización introduciendo los gestos ha sido un poco confusa para el usuario, pero en un tiempo el usuario enfadado volverá a estar cómodo."

Los gestos en el móvil irán cobrando cada vez más importancia, pero como ocurre con todo el camino hasta aquí ha tenido muchos episodios. ¿Alguien se anima a anticipar cómo controlaremos la interfaz de Android dentro de cinco años?.

En Xataka Android | Tres años de Material Design: la normativa que cambió, a mejor, el diseño de las aplicaciones en Android

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos