Compartir
Publicidad

¿Cómo deshacerte de la personalización de un fabricante sin ser un experto?

¿Cómo deshacerte de la personalización de un fabricante sin ser un experto?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer os comentamos el mejor método de eliminar, de una vez por todas, las personalizaciones de Android de los distintos fabricantes. Pero dicha modificación conlleva algunas acciones arriesgadas y quizá complicada para muchos usuarios: lograr ser root y cambiar la ROM.

Dicha operación conlleva algunos riesgos que muchos usuarios no están dispuestos a correr. Primero, meter root invalida en muchos casos la garantía del fabricante; segundo, existe un riesgo de que el terminal no arranque y nos metamos en un buen follón; tercero, hay que borrar los datos y recuperar todo como estaba a veces es tedioso; y cuarto, a veces la mejor ROM en cuanto a fluidez y que todo funcione es, independientemente del aspecto, la oficial. En fin, que existen una serie de desventajas que pueden hacer que no todo el mundo se anime.

Existen alternativas a cambiar la ROM

Por eso vamos a comentar las alternativas para tener un terminal con las mínimas personalizaciones posibles sin necesidad de hacer root y cambiar el sistema operativo de nuestro Android.

Lo primero es lo más obvio, el launcher. Nuestro escritorio es nuestra principal interacción con Android, y es además donde los fabricantes inciden más con sus personalizaciones. Si nos queremos cargar la mayoría de las personalizaciones de los fabricantes basta con cambiar el launcher. Las alternativas son múltiples e interesantes.

Solamente con esto veremos que la mayoría de las interacciones con las personalizaciones de los fabricantes se reducen mucho. Es cierto que hay cosas como el menú de ajustes o la barra de accesos directos que están muy metidas en el sistema operativo y son complicadas de sustituir. Pero quizá lo más molesto son las aplicaciones que vienen de serie y no podemos desinstalar.

Ocultando las aplicaciones de serie

Desde Android 4.0 es posible inhabilitar las aplicaciones de fábrica. Con esto logramos que no aparezcan en el menú de aplicaciones ni que nos aparezcan sus actualizaciones disponibles cuando abrimos Google Play. Sin duda una forma muy útil de que dejen de molestarnos estas aplicaciones que los fabricantes se empeñan en meternos por la fuerza.

Ocultar aplicaciones en Android 4.0 (Ice Cream Sandwich)

La forma de hacer esto ya la hemos contado con anterioridad. Basta con ir a Ajustes, Aplicaciones, selecionar la que queremos y darle a inhabilitar. Cuidado con hacer esto con aplicaciones fundamentales para el funcionamiento del terminal, ya que podemos hacer que luego las cosas no funcionen correctamente.

Con estos dos cambios, launcher y ocultar aplicaciones, podemos darle un lavado de cara importante a nuestro terminal, que desaparezca, al menos en parte, la huella del fabricante y con muy poco esfuerzo y poco nivel de exigencia técnica.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio