Samsung Galaxy Tab

Cuando Samsung anunció su Galaxy Tab, muchos pensamos “bien, por fin un tablet basado en Android”. Pero en cuanto vi las especificaciones lo tuve claro, este no es el tablet que queremos. Demasiado grande para ser un móvil, demasiado pequeño para ser un tablet. Demasiado caro para un capricho. Con menos resolución de lo apetecible. Para mi no es más que un primer paso en la dirección correcta.

Samsung contaba con vender 10 millones de unidades, un exceso de optimismo en toda regla. Sin embargo, el millón de ventas en su primer mes de vida, y los dos millones que lleva ya acumulados en estos tres meses, están muy por encima de lo que me esperaba. Mi conclusión es que hay mercado, hay interés, tanto que para muchos las ventajas han superado sus carencias.

Este ritmo de venta puede sufrir un parón importante, ya que la competencia tiene casi listos sus nuevos tablets con Honeycomb. La propia Samsung tiene listo el sustituto del Galaxy Tab, al que conoceremos en el Mobile World Congress casi con total seguridad.

¡Vótalo!

Editores 6,5

Comunidad 7

Actividad de la comunidad