Realme 7i, análisis: autonomía casi 'nuclear' en un móvil muy económico
Análisis

Realme 7i, análisis: autonomía casi 'nuclear' en un móvil muy económico

El Realme 7i es el último móvil que aterriza en el nutrido catálogo del fabricante chino, también es de los más económicos. Con la mira puesta en la relación calidad/precio, Realme logra un teléfono que sobresale en muchos aspectos. Y no sólo en lo metafórico, que el Realme 7i es grande como él solo.

La familia Realme 7 queda completa con el modelo más accesible de todos, el Realme 7i. Dadas sus características, el protagonista de nuestro análisis promete ofrecer una grata experiencia de smartphone por muy poco dinero. ¿Lo conseguirá? Toca analizarlo para descubrirlo: el Realme 7i da mucho de sí para lo que cuesta.

Ficha técnica del Realme 7i

Realme 7i

Pantalla

6,5 pulgadas LCD
HD+ a 720 x 1.600

Procesador

MediaTek Helio G85

Versiones

4/64 GB
Expansión por SD

Cámara frontal

8 megapíxeles f/2.0

Cámaras traseras

48 megapíxeles f/1.8
8 megapíxeles f/2.3 gran angular
2 megapíxeles macro f/2.4
Vídeo 1080p@60fps
Vídeo HD@120fps

Batería

6.000 mAh
Carga rápida Dart a 18 W

Sistema operativo

Android 10
Realme UI

Conectividad

Dual 4G
WiFi 5
Bluetooth 5.0
GPS
Conector de auriculares
USB tipo C

Dimensiones y peso

164,5 x 75,9 x 9,8 milímetros
208 gramos

Otros

Lector de huellas trasero

Precio

149 euros (oferta)

Pesado, grueso y de dimensiones generosas

Realme 7i
El plástico de la cara trasera presenta un ligero grabado lineal que facilita mucho el agarre

No asombraremos nadie si decimos que el Realme 7i es grande y pesado, ambas características son casi una constante en smartphones. Aun así, nuestro protagonista acusa sus dimensiones generales: puede hacerse algo molesto en la mano si se usa durante largas sesiones de juego, por ejemplo. Está construido en plástico a excepción de la pantalla, dicho plástico no se aprecia de mala calidad (la trasera sí arroja cierta sensación de 'baratillo'), no se resbala en absoluto y ofrece los botones a la altura justa de los dedos.

Realme mantiene el USB C y el conector de auriculares en la parta baja, mueve el lector de huellas a la cara trasera (capacitivo y con buena respuesta), incluye bandeja triple para usar dos SIMs y SD a la vez y mantiene un buen aprovechamiento del frontal gracias al recorte en forma de gota de agua para la cámara delantera. La marca asegura que el ratio de aprovechamiento es del 88,7 %.

Realme 7i

La pantalla se encuentra en línea con el precio: generosas dimensiones, panel LCD IPS con ángulos de visión correctos, Realme mantiene el equilibrio de color y de temperatura (los ajustes ofrecen cierto nivel de personalización), la respuesta táctil está a la altura y, como defecto, toca destacar la resolución HD+. Es el precio a pagar por la categoría accesible del Realme 7i; sin que se aprecie excesiva pérdida de nitidez: en el día a día no hemos encontrado mayor inconveniente. Sí nos topamos con falta de brillo máximo: muy justo en exteriores.

Realme 7i

Atrás quedaron los tiempos en que los móviles económicos sonaban mal: el Realme 7i ofrece una gran calidad de audio para la gama a la que pertenece. Con auriculares es como más se aprecia, sobre todo con cable: aparte de disponer del siempre bienvenido jack de 3,5 mm, el teléfono ofrece mejoras de audio (real HD Sound) que realzan la escucha potenciando los matices. El sonido es equilibrado, posee refuerzo justo de bajos y mucho volumen. También el altavoz externo dispone de volumen elevado, aunque la calidad deja más que desear: la distorsión a altos niveles es molesta.

Buen rendimiento, incluso en juegos con alta carga gráfica

Realme 7i
Genshin Impact funciona muy bien en el Realme 7i

Ser un móvil más o menos barato no es sinónimo de que su potencia vaya a ser escasa: el Realme 7i puede con todos los juegos actuales. Incluso a calidad media en títulos como Genshin Impact o PUBG: la respuesta es inmediata, no hemos apreciado excesivo retraso en el salto entre aplicaciones (sí se aprecia algo de 'lag' cuando el móvil está muy ocupado) y no se calienta ni jugando de manera intensiva. No ofrece un rendimiento de gama alta, pero va más que sobrado para el coste del teléfono.

Como es habitual, le hemos practicado unas pruebas de rendimiento o benchmark. A continuación tienes los resultados:

Realme 7i
De izquierda a derecha: Geekbench 5, 3D Mark y PCMark Work

No hay grandes sorpresas en lo relacionado con el software: Realme UI como capa personalizada (1.0), Android 10 como versión del sistema operativo, parche de seguridad de octubre de 2020 (algo obsoleto) y una cantidad leve de bloatware que puede desinstalarse en su mayoría (Facebook, WPS Office...). El aspecto de la capa guarda cierto parecido con Android 'stock' pese a que Realme recarga de funciones: la cantidad de opciones añadidas es enorme y no hace falta la instalación de apps para las funciones más básicas. El Realme 7i posee su propia galería, reproductor de vídeo, de música, espacio de juegos y hasta administrador de archivos. Viene completo, para lo bueno y para lo no tan bueno.

Pese a que la experiencia general sea positiva, siempre dentro de un 'gama accesible', hay un elemento donde el Realme 7i ejerce un poderío fuera de toda duda: la autonomía. El hardware no consume en exceso, el gasto con la pantalla apagada es mínimo y la autonomía es gigantesca: su batería de 6.000 mAh da para más de tres días de uso moderado sin el más mínimo miedo a tener que pasar por el enchufe.

Realme 7i

Las gráficas anteriores corresponden a una carga con uso intensivo, el Realme 7i es inagotable incluso exprimiendo su potencia. Eso sí, la carga se resiente con respecto a sus hermanos superiores: nuestro protagonista se ve limitado a una carga rápida de 18 W. Con los siguientes tiempos:

  • 5 minutos de carga: 5 % de batería.
  • 10 minutos de carga: 9 % de batería.
  • 20 minutos de carga: 18 % de batería.
  • 30 minutos de carga: 27 % de batería.
  • 50 minutos de carga: 42 % de batería.
  • Total: 2 horas y 33 minutos.

Fotografía sin alardes, en línea con la categoría del móvil

Realme 7i

Llega uno de los momentos más delicados: la captura multimedia. A priori no podíamos esperar unos resultados espléndidos ya que el coste del teléfono es el que es. Aun así, el Realme 7i no hace malas fotos en términos generales, incluso cuando le toca enfrentarse a las penumbras. El rendimiento nocturno cae en picado, como es lógico, pero el modo noche puede salvar más de una toma. A costa de la pérdida drástica de detalle y de cierta saturación.

La cámara principal de 48 megapíxeles ofrece tomas con suficiente detalle en condiciones de luz abundante. El HDR automático no posee mal rango dinámico y los colores son naturales. Por contra, el gran angular incluido (8 megapíxeles) no ofrece tan buenos resultados: de día tiene ciertas dificultades a la hora de conseguir tomas con suficiente detalle; por la noche es mejor no utilizarlo. Y en cuanto a la cámara macro... Bueno, es más un relleno que otra cosa.

Realme 7i

La aplicación de cámara del Realme 7i se mantiene a buen nivel. Ofrece disparos rápidos con un procesado suficientemente veloz, incluye modo retrato y modo nocturno, la IA es capaz de reconocer las escenas, pueden ajustarse los parámetros fotográficos habituales y también se incluye una gran cantidad de filtros de belleza. La grabación de vídeo no ofrece dificultades: las tomas poseen suficiente calidad sin que se vean penalizadas en exceso si el entorno de luz es abundante. El Realme 7i graba a un máximo de 1080p y 60 fps.

Realme 7i

De día, y con el sensor principal, el Realme 7i obtiene un nivel de detalle más que decente. El rango dinámico es bueno, los colores se mantienen naturales y el zoom no se resiente en exceso, siempre teniendo en cuenta la categoría del hardware.

Realme 7i

La foto fue tomada en condiciones de luz muy baja y en automático. Pese a las dificultades, el Realme 7i obtuvo una toma de calidad decente y con colores acertados. Con un poco de zoom se aprecian las lógicas acuarelas y el ruido, fruto de haber elevado la ISO hasta 6.400.

Realme 7i

Modo retrato con la cámara trasera del Realme 7i. El procesado detecta bien los bordes por más que no aplique el desenfoque de manera uniforme. Suficiente detalle incluso pese a la dificultad del contraluz.

Realme 7i

La cámara delantera acostumbra a tener ciertas dificultades con la iluminación. El detalle no es demasiado alto, sí recorta suficientemente bien los bordes a la hora de aplicar el bokeh.

A continuación tienes la galería de fotos tomadas con el Realme 7i.

Realme 7i, la opinión de Xataka

Realme 7i

Precio de gama accesible, equilibrio de gama media y autonomía que todos desearíamos en los móviles más 'premium': el Realme 7i lo tiene todo para convencer a quien necesita un buen teléfono en la línea de los 150 euros. Es grande y pesado, es el inconveniente de tener 6.000 mAh de batería, pero no se ve barato, ni siquiera reproduciendo contenido multimedia; ya sean juegos como películas o música. No es un móvil que vuele, como es lógico. Sí es más que capaz en todo momento (con sus ralentizaciones puntuales).

Realme 7i

Es un móvil muy equilibrado que penaliza ligeramente en pantalla (la resolución FHD+ debería de ser en estándar en este rango), que carece de NFC, sorprende que no incluya radio FM y no termina de ofrecer una experiencia fotográfica plenamente satisfactoria. Inconvenientes que podríamos considerar como lógicos en la gama a la que pertenece el Realme 7i sin que por ello dejen de estar penalizados. Además, nuestro protagonista penaliza levemente al no evolucionar demasiado con el modelo anterior, el Realme 6i.

El Realme 7i es un teléfono que ofrece lo que cualquiera necesita por 149 euros. Incluso más: pese a las carencias, el equilibrio se mantiene en un alto nivel

El Realme 7i es un buen móvil a recomendar por los 159 euros que vale oficialmente (o 149 euros rebajado). El problema es que la franja de precio tiene demasiada competencia con los móviles rebajados: dadas las revisiones tan constantes de catálogo, resulta más ventajoso comprar un móvil de gama media de la generación anterior (y con mejores características) que apostar por un móvil económico como el Realme 7i. Aun así, es una buena compra.

7.8

Diseño7.75
Pantalla7.5
Rendimiento7.75
Cámara7
Software7.5
Autonomía9.25

A favor

  • Qué decir de la autonomía: el Realme 7i es 'nuclear'.
  • Gran sonido para el precio.
  • El rendimiento en juegos está a muy buen nivel.

En contra

  • Es bastante pesado.
  • Sin NFC.
  • Rendimiento fotográfico mejorable.

El terminal ha sido cedido para el análisis por parte de Realme. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio