Publicidad

Los Huawei Mate 30 y 30 Pro no tienen los servicios de Google: qué significa esto y qué implicaciones tiene para el usuario
Móviles Android

Los Huawei Mate 30 y 30 Pro no tienen los servicios de Google: qué significa esto y qué implicaciones tiene para el usuario

Publicidad

Publicidad

Huawei nos ha citado hoy en Múnich para enseñarnos sus nuevos dispositivos de gama alta. Hablamos de los Huawei Mate 30 y Huawei Mate 30 Pro, dos terminales que montan lo último de lo último y que, debido al bloqueo de Estados Unidos y las tensiones entre la administración de Donald Trump y el gobierno chino, no cuentan con los servicios de Google instalados. Esto, que puede sonar un poco abstracto, tiene claras implicaciones para el usuario, y es esto lo que vamos a repasar.

A modo de resumen, cuando enciendes cualquier móvil Android, lo primero que te aparece es un asistente de configuración en el que debes introducir tu cuenta de Google. Cuando completas el proceso y aparece la pantalla principal, suelen aparecer aplicaciones como Gmail, YouTube, Google Maps, Google Fotos y la Google Play Store. Todo esto no estará en los Mate 30 y Mate 30 Pro, pero eso no significa que no se pueda conseguir de alguna forma.

Antes de nada, hablemos de AOSP

Los Huawei Mate 30 y 30 Pro vienen con Android 10 con EMUI 10.0 instalado, pero no es el mismo Android que podrías encontrar en un Huawei P30 Pro. Más bien es como el Android que Huawei instala en las versiones chinas, donde los servicios de Google no están disponibles. Hablamos de AOSP, siglas de Android Open Source Project, que es el Android sin Google, la parte de Android que es de código abierto.

Cuando un fabricante elige Android para su smartphone, no solo coge AOSP, sino también las propias aplicaciones (Google Apps) y servicios (Google Mobile Services) que Google incluye en el sistema operativo, y esas aplicaciones y servicios no son de código abierto. Son de Google, y dado el bloqueo, Huawei no puede preinstalarlas en sus móviles. Básicamente, Huawei ha podido coger el núcleo de Android, la base, lo necesario para que funcione.

Aosp Así quedan repartidos los elementos que usamos en un móvil Android convencional - Imagen: Ars Technica

El problema está en que gran parte de las funciones que anteriormente estaban en el núcleo de Android han ido trasladándose a la nube de Google. Hablamos de servicios como la sincronización automática de fotos, Google Play Store, Android WebView, el soporte de Chromecast y Google Play Protect, la capa de seguridad que se asegura de que las apps instaladas no son maliciosas.

En pocas palabras, AOSP es Android en su estado más básico. ¿Puede usarse sin problema? ¿Puedes navegar por Internet o instalar WhatsApp? Por supuesto, pero sin los servicios de Google todo queda relegado a tiendas de terceros, archivos APK y servicios móviles desarrollados in-house, y esto es precisamente lo que ha hecho Huawei.

Android 10 con EMUI 10, pero sin Google

Emui 10 En P30 Pro Esto es EMUI 10 con Android 10 en un Huawei P30 Pro. En los nuevos Mate 30 y Mate 30 Pro, los servicios de Google, incluida Google Play Store, no estarán preinstaladas. Además, apps como Facebook, WhatsApp o Instagram no se podrán descargar desde AppGallery.

Dejando de lado las novedades de EMUI 10, que ya conocemos de sobra y en las que Google no tiene nada que ver puesto que el desarrollo depende de Huawei, lo que realmente nos interesa es qué pasa con el sistema operativo, con Android. Lo que pasa es que no tiene el soporte de Google, es decir, ni las Google Apps ni los Google Mobile Services, como los Fire de Amazon.

Al estar basado en AOSP, el sistema operativo de los Huawei Mate 30 y Huawei Mate 30 Pro no tienen las apps de Google preinstaladas

En su lugar, Huawei ha desarrollado Huawei Mobile Services (HMS), un servicio parecido a Google Mobile Services que incluye lo necesario para que elementos como la geolocalización, los servicios en la nube, los pagos móviles y los mapas funcionen correctamente con sus aplicaciones propias. Precisamente por ello nos han confirmado que están trabajando en una app de mapas, porque Google Maps no funciona sin los servicios de Google. Recordemos que todas estas funciones de Android se han ido moviendo a la nube de Google, aquella que no es de código abierto y a la que Huawei no puede acceder.

Los dispositivos no tienen Google Play Store (la tienda de aplicaciones de Android) preinstalada, como tampoco tienen Gmail, YouTube, Google, Google Fotos o cualquier cosa que venga de la mano de Google. Están las aplicaciones desarrolladas por Huawei (digamos, su galería) y su tienda de aplicaciones propia: AppGallery.

App Gallery

AppGallery será la tienda que nos permitirá descargar aplicaciones, pero no es oro todo lo que reluce. En Google Play Store hay más de dos millones de aplicaciones, mientras que en AppGallery hay más de 11.000 apps, y ninguna de ellas es de Google o Facebook. ¿Qué quiere decir eso? Que no puedes descargar WhatsApp, Facebook, Instagram, YouTube, Gmail, Google Fotos, Google Maps o cualquiera de esas aplicaciones que, para bien o para mal, son parte de nuestro día a día.

Eso no significa que el usuario no pueda buscarse la vida para instalar las aplicaciones. Una de las bondades de Android es que permite instalar aplicaciones desde otras tiendas (UpToDown, Aptoide...) o desde páginas webs (la web de WhatsApp, por ejemplo), así que siempre se puede optar por buscar el archivo APK en Internet e instalarlo, aunque eso tiene algunas implicaciones relacionadas con la seguridad e integridad del dispositivo (recordemos que no tenemos Google Play Protect). ¿Puedes descargar WhatsApp desde AppGallery? No. ¿Puedes instalar el APK y que funcione como normalmente? Sí.

Aplicaciones del día a día como WhatsApp o YouTube no se podrán encontrar en AppGallery, así que habrá que descargarlas desde otras fuentes

De hecho, es posible instalar los servicios de Google en cualquier móvil que no los tenga si se conoce el proceso, pero Huawei no puede facilitarlo. El problema es que no es tan sencillo como instalar un APK, sino que hay que instalar muchas APK secundarias en el sistema, y para eso, por norma general, hay que ser usuario root. De nuevo, hacemos hincapié en que poder se puede, pero es el usuario el que debe buscarlo. En palabras de Huawei, "si el usuario requiere de otras apps puede acceder al mundo online y adquirir la que quiera".

Ahora bien, en Huawei están trabajando para que cuando los móviles se lancen, algo que ocurrirá en octubre, todos estos problemas estén solucionados. Según la marca, están invirtiendo mucho en AppGallery y quieren ser completamente transparentes con el usuario, pero no han revelado posibles soluciones o cómo orientarán al mismo para descargar aplicaciones que no estén en su tienda, si es que lo hacen. Prueba de ello es que han anunciado una inversión de mil millones de dólares para financiar a desarrolladores, marketing y crecimiento de usuarios.

Qué hay de las actualizaciones

Emui

Otro punto de relevancia capital son las actualizaciones. Por lo general, asumimos que una actualización añade funciones y mejoras, pero también es el proceso mediante el cual se solucionan problemas de seguridad y errores. EMUI no supone mayor inconveniente, ya que depende de Huawei y en manos de Huawei está actualizarlo y desplegar los archivos instalables, pero con Android la cosa cambia.

Los móviles Huawei podrán actualizar a AOSP 11, es decir, a la base de Android que es de código abierto, pero no conseguirán las funciones que Google meta en el "Android 11 de Google". Para que lo veas con un ejemplo, el Android 10 de Google, el que tendrán los Galaxy Note 10+ o los Pixel 4, tiene funciones como Live Captions, respuestas inteligentes o recordatorios por ubicación. Esas funciones no están en la base de AOSP, sino en la parte de Google.

Huawei puede actualizar a AOSP 11, pero sin las funciones accesorias que Google introduzca en su paquete de aplicaciones

Si en Android 11 se lanza una función X que no esté en el núcleo de AOSP, cuando Huawei actualice sus Mate 30 a Android 11 no podrán tener esa función, porque es de Google. Todo lo que esté en AOSP se puede implementar, pero todo lo que Google ponga en su lado, no. En cuanto a los parches de seguridad, desde agosto de 2015 se emiten parches de seguridad mensuales a AOSP, así que se podrán recibir cuando Huawei los implemente en las nuevas versiones de su firmware.

En cuanto a los móviles de antes, como los Huawei P30 o Mate 20 Lite, todo seguirá como hasta ahora. Los usuarios podrán seguir usando las aplicaciones de Google, descargar apps desde Google Play y usarlos como cualquier móvil. Citando a la empresa, "Huawei seguirá proporcionando actualizaciones de seguridad y servicios postventa a todos los smartphones, tablets y dispositivos Huawei y Honor, tanto a los que ya se hayan vendido como a los que siguen estando disponibles para su compra por todo el mundo".

Un pequeño resumen

Sabemos que son muchas cosas a tener en cuenta, así que vamos a hacer un resumen de las implicaciones que tiene para un usuario de a pie que los Mate 30 no tengan los servicios de Google Play instalados:

  • No tienen Google Play Store ni ninguna aplicación de Google como Maps, Fotos o Gmail.
  • Eso no quiere decir que no funcionen, ya que teóricamente se pueden instalar los servicios de Google manualmente, si bien es algo bastante complicado.
  • Las aplicaciones de Facebook como WhatsApp, Instagram o Facebook, así como las de Google, no están en AppGallery, así que habrá que instalarlas desde otras fuentes.
  • Los móviles pueden recibir parches de seguridad y las nuevas funciones implementadas en AOSP, pero no las que Google desarrolle para el "Android de Google".

Dicho esto, lo que queda en el aire es cómo funcionarán estos dispositivos en el mercado. Huawei parte con una clara desventaja con respecto al resto de fabricantes puesto que, aunque sea posible instalar los servicios de Google y usarlos como "un móvil al uso", es un proceso complicado y que el usuario debe hacer por sí mismo. Solo el tiempo nos lo dirá. Por el momento, lo único que podemos hacer es esperar a octubre para que Huawei lance el dispositivo y nos enseñe cómo ha atajado este problema.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir