Publicidad

Cómo sería un Huawei sin Android de Google, y por qué no es tan sencillo escapar de este sistema operativo
Sistema operativo

Cómo sería un Huawei sin Android de Google, y por qué no es tan sencillo escapar de este sistema operativo

Publicidad

Publicidad

La noticia saltó ayer como la pólvora, Google ha roto toda relación con Huawei debido al veto impuesto por Donald Trump. Desde Android llaman a la calma, asegurando que los terminales de Huawei seguirán teniendo acceso a Google Play Store, Google Play Protect, y actualizaciones de las apps desde la tienda de aplicaciones.

Ante este escenario, cabe explicar y aclarar qué es AOSP, el verdadero Android puro, sin servicios de Google. ¿Podría funcionar un Huawei o cualquier otro Android con esta ROM? Si las aplicaciones en Android son instalables de forma externa, ¿podríamos instalar las apps de Google aparte si la compañía las prohibiese?

Qué es AOSP y en qué se diferencia de Android

Aosp

Estamos, de forma generalizada, mal acostumbrados a decir que un móvil con Android One o un Google Pixel tienen Android puro. Este término, técnicamente, hace referencia al Android sin Google, AOSP, el proyecto Open Source de Android.

Lo primero que se ha de entender es que Android es una plataforma de desarrollo móvil, no tan solo un sistema operativo. Esta plataforma se compone del propio sistema operativo que conocemos, pero también de los servicios necesarios para conectar el hardware con el software, y de las propias aplicaciones que añade Google para su correcto funcionamiento.

Los dispositivos con Android incluyen una serie de paquetes creados por Google que ayudan a su funcionamiento. Estos paquetes no son de código abierto

Como te hemos adelantado, AOSP hace referencia a una plataforma abierta en la que cualquier desarrollador puede realizar modificaciones. No obstante, aunque sobre el papel un fabricante pudiese hacer "lo que le diera la gana" con Android, las cosas no son del todo así.

Si quieres vender un móvil Android has de pasar por la certificación de Google. Con cada versión de Android, se publica un documento en el que se explican los requisitos mínimos, asegurando así que cualquier terminal que los cumpla, funcionará correctamente (dentro de estos mínimos). Además de esta certificación, es necesario pasar también por una segunda, en la que se comprueba que el dispositivo cumple los requisitos para ser distribuido a nivel comercial.

Google Documento De Compatibilidad

Aparte de estos mínimos, Google ha logrado crear servicios imprescindibles para muchos usuarios como Google Chrome, Gmail, YouTube… Para alojarlos, junto al resto de aplicaciones, creó Google Play Store, la tienda de aplicaciones de Google. ¿Te imaginas vivir sin esta tienda?

Android puro es Android sin Google. Las ROMs que disfrutamos los usuarios, incluso Android One o la Pixel ROM, incluyen personalización por parte de Google. Sin él, tendríamos que recurrir a APKs externos para lograr que varios servicios funcionasen en nuestro móvil

Es por esto que los terminales que se venden actualmente en la mayor parte del mundo incluyen los paquetes de aplicaciones y servicios de Google por lo que, poniéndonos tiquismiquis, en cuanto Google hace acto de presencia en una ROM, Android deja de ser "puro". De hecho, la ROM de los Google Pixel es una de las ROMs con más personalización del mercado, contando con servicios, temas y aplicaciones exclusivas, que no encontramos en un terminal con Android One, la versión "limpia" que Google ofrece a los fabricantes.

Así es el Android de Google

Google Pixel

Para ponerte en contexto, te mostraremos el listado de servicios que Google incluye de forma predeterminada en varios de los dispositivos que encontramos en el mercado. El listado es amplio, y pone sobre la mesa la presencia que tiene Google en Android, incluso en las versiones "más limpias" del sistema.

  • Android Auto
  • Android System WebView (reemplaza el AOSP WebView)
  • Cloud Print
  • Device Health Services
  • Gmail (reemplaza la app de correo de AOSP)
  • Google Accessibility Suite
  • Google App
  • Google Calculator (reemplaza la calculadora de AOSP)
  • Google Calendar (reemplaza el calendario de AOSP)
  • Google Camera (reemplaza la cámara de AOSP)
  • Google Chrome (reemplaza al navegador de AOSP)
  • Google Clock (reemplaza el navegador de AOSP)
  • Google Contacts (reemplaza la aplicación de contactos de AOSP)
  • Google Drive
  • Google Duo
  • Google Keep Notes
  • Google Keyboard (reemplaza el teclado de AOSP)
  • Google Maps
  • Google Messages (reemplaza la app de mensajes de AOSP)
  • Google News (no disponible en España)
  • Google Pixel Launcher (reemplaza el launcher de AOSP), solo disponible en los Google Pixel
  • Google Package Installer (reemplaza al instalador de paquetes de AOSP)
  • Google Pay
  • Google Phone
  • Google Photos (reemplaza la galería de AOSP)
  • Google Play Books
  • Google Play Games
  • Google Play Movies & TV
  • Google Play Music
  • Google Play services (necesarios para que la tienda de aplicaciones funcione)
  • Google Print Service Recommendation Service (reemplaza al servicio de recomendaciones de impresión de AOSP)
  • Google Storage Manager (reemplaza al gestor de almacenamiento de AOSP)
  • Google Tags (reemplaza al gestor de etiquetas NFC de AOSP)
  • Google Text-to-Speech (reemplaza el Text-to-Speech de AOSP)
  • Google VR Services
  • Google Wallpapers
  • YouTube

Como podemos ver, el Android que conocemos no es AOSP, sino el reemplazo de la mayoría de servicios de esta plataforma por otros servicios y aplicaciones de Google. Cada fabricante puede realizar las modificaciones que estime pertinentes sobre esta base de aplicaciones, añadiendo u omitiendo las que quiera. Por ejemplo, Huawei incluye sus propias aplicaciones de calculadora, galería, fondos de pantalla, cámara o reloj, al igual que puedan hacerlo Xiaomi, Samsung o el resto de compañías.

Aplicaciones Huawei

No obstante, hay dos pilares en Android que ningún fabricante se atreve a tocar (salvo en China). El primero es la tienda de aplicaciones de Google. Esta tienda es la forma más segura de mantener actualizadas nuestras aplicaciones. De hecho, en 2017 llegó Google Play Protect el "antivirus" de Android, y el encargado mantener niveles residuales de malware en la tienda de aplicaciones de Google.

Fabricantes como Huawei cuentan con su propia tienda de aplicaciones, pero el número de apps disponibles es mínimo, ya que se trata de una plataforma propietaria completamente distinta a la que, en un principio, los principales desarrolladores no van a migrar.

Es posible evitar la tienda de aplicaciones de Google, así como sus servicios. No obstante, Android está pensado para funcionar con el paquete de servicios de Google, y todo resulta más engorroso sin su presencia

El segundo punto son los propios servicios de Google, o Google Play Services. Esta es la herramienta que permite que, por ejemplo, una aplicación de Google pueda recibir funciones nuevas sin que tú la hayas actualizado manualmente, que recibas notificaciones de ciertos servicios de Google, o de que tu sistema operativo gaste menos batería y rinda mejor.

En resumidas cuentas, los Google Play Services son la herramienta de Google para que todos sus servicios funcionen correctamente, y se actualizan en segundo plano de forma constante, ayudando a que terminales que no cuentan con la última versión de Android puedan seguir usando los servicios de Google.

Google Play Services

Para incluir estos servicios de Google en un terminal Android que se vaya a comercializar, es necesario pagar un canon. Por lo general, la mayoría de los fabricantes lo pagan, ya que los servicios de Google son necesarios para que un usuario medio pueda utilizar el móvil. No obstante, algunos fabricantes como Xiaomi no incluyen estos servicios en la ROM china, situándonos ante el escenario que hoy muchos se plantean, ¿cómo sería un Huawei sin Google?

El Android sin Google, más problemas de los que puedas imaginar

Huawei

Ya te hemos adelantado que Huawei seguirá teniendo acceso a Play Store y sus actualizaciones en los móviles actuales, por lo que el caso que te planteamos es el que nos encontraríamos ante una ROM AOSP (o una ROM personalizada por Huawei) sin presencia alguna de Google. No obstante, las próximas versiones contarían con una nueva versión de Android basada en AOSP

En primer lugar, al encender el teléfono, no nos encontraríamos con el asistente de configuración de Google. Huawei tendría que darle una vuelta al actual (el cual es una modificación sobre la base del de Google), ya que no podría incluirse la página en la que se nos invita a incluir nuestra cuenta de Google.

Asistente Configuracion Android Nada más encender un Android, es necesario sincronizar nuestros datos de Google

Cuando introducimos nuestra dirección de Gmail no estamos simplemente introduciendo nuestro correo, estamos sincronizando todos los contenidos de nuestra cuenta de Google, que incluyen las fotos de Google Fotos, los contactos, marcadores e historiales de Chrome, listado de contraseñas guardas con Smart Lock, tarjetas de crédito y débito, historial de ubicaciones de Maps, datos recopilados de Google para mostrarnos contenido...

Introducir nuestra cuenta de Gmail significa que todo nuestro contenido de Google se va a sincronizar con el dispositivo. Sin cuenta de Google, perdemos el acceso a servicios y funciones básicas de Android tal y como lo conocemos

Esto se traduce en que no podrías recuperar tus contraseñas de forma automática (actualmente, cuando abrimos una app por primera vez en Android, Smart Lock se encarga de buscar la contraseña si la guardamos previamente), tampoco podrías recuperar los mensajes de WhatsApp ni hacerles copias de seguridad (al depender de Google Drive).

Copia Seguridad Whatsapp

Aparte de esto, hay aplicaciones que no funcionan sin los servicios de Google. Por ejemplo, como alternativa a Maps podríamos pensar en Waze, pero este funciona en parte gracias a Google, e incluso pretende integrar a su asistente. Por otro lado, tampoco podrías loguearte en las aplicaciones de forma manual mediante tu cuenta de Google (algo que permiten la inmensa mayoría de apps), por lo que si tienes datos de algún juego o aplicación de terceros, los perderías.

Las actualizaciones pasarían a depender de los updates de seguridad que se publiquen en AOSP, modificados por Huawei para hacerlos compatibles con sus dispositivos. Nada de parches mensuales con las correcciones y optimizaciones de Google, todo se ceñiría al nivel más básico de funcionamiento de Android.

Lo que sí podrías hacer

Servicios Google

Actualmente Huawei tiene un buen listado de apps que, en parte, sirven para suplir algunas de las propuestas de Google. Así, las aplicaciones más cotidianas como las de calculadora, galería, notas o calendarios no supondrían problema alguno.

En cuanto a tus contactos, contraseñas WiFi, eventos de calendario y fotos, pueden almacenarse en la nube de Huawei. Esta, por cierto, tan solo incluye 5 GB de almacenamiento, por lo que sí o sí, tendríamos que recurrir a pagar por las distintas opciones que ofrecen, hasta 200 GB.

Para sobrevivir con Google es necesario que el fabricante aporte aplicaciones alternativas, y que el usuario se busque la vida fuera de la tienda de Google para encontrar los servicios que necesite.

Por otra parte, a base de sustituir las aplicaciones de Google por aplicaciones Open Source podrías ir sobreviviendo. Del mismo modo, repositorios de aplicaciones como F-Droid o APKmirror nos servirían para descargar prácticamente cualquier aplicación que queramos. Eso sí, el proceso es más engorroso y menos seguro que hacerlo a través de Google Play Store.

La alternativa a las apps de Google es utilizar aplicaciones Open Source o servicios de terceros. Ante Chrome, Mozilla, ante Drive, Telegram, y ante Play Store… Una tienda Open Source como F-Droid, descargar las APK de forma manual, o esperar a que Huawei crease una tienda con un catálogo amplio.

En resumidas cuentas, Android sin Google es la experiencia de usuario de la que huye el usuario medio, teniendo que hacer prácticamente todo por él mismo, buscando servicios que desconoce y que nunca ha usado.

Qué alternativas tienen Huawei y sus usuarios

Huawei P30 Pro

Una de las primeras lecturas que se están haciendo ante esta situación es llamar a la calma, ya que Android "es libre" y siempre se puede instalar una ROM personalizada con un paquete de Google Apps. Esto no se puede hacer, de ningún modo, ya que Huawei ya no permite desbloquear el bootloader, por lo que no podemos flashear una nueva ROM con su correspondiente pack de Gapps.

Por parte de Huawei, algunos usuarios se preguntan si sería posible crear un fork como MIUI que, en países como China, funciona sin servicios de Google. De hecho, en esta ROM podemos instalar las aplicaciones de Google de forma sencilla, aunque al tratarse de un bloqueo por parte de Google, no sabemos aún si este método funcionaría en los móviles de Huawei.

A la pregunta de si un nuevo fork es viable, la respuesta es que sí y, de hecho, Huawei ya tiene planes para un nuevo sistema operativo para reemplazar a Android.

Hemos preparado nuestro propio sistema operativo. Si alguna vez ocurriera que ya no podemos usar estos sistemas (Android y Windows), estaríamos preparados. Ese es nuestro plan B. Pero, por supuesto, preferimos trabajar con los ecosistemas de Google y Microsoft.

No obstante, este sistema operativo, de no poder utilizar los servicios de Google, contaría con las limitaciones que te hemos comentado anteriormente, limitándose a las aplicaciones de fábrica que quiera incluir Huawei en la ROM, al catálogo de apps dentro de su propia tienda, y a que el usuario debería encontrar fuera de dicha tienda los servicios que no encuentre.

Tizen Intentos de salir de Android como Tizen han quedado relegados a dispositivos menores, como los smartwatch.

Firmas como Samsung ya intentaron alejarse de Android con sistemas operativos como Tizen, propuestas que no han salido adelante por todas las limitaciones que hemos descrito, que hacen imposible una experiencia de uso natural y sencilla fuera de los servicios de Google. Del mismo modo, hemos visto proyectos como Firefox OS, completos fracasos que siguen corroborando este punto.

En definitiva, si Huawei tiene en mente sustituir a Android por completo, necesita una tienda de aplicaciones completa, y ofrecer servicios que sustituyan las propuestas básicas de Google a las que estamos acostumbrados. Queda patente ante esta situación, que es necesario proponer alternativas a Android pero... ¿realmente es viable basar en este sistema operativo una ROM que huye de Google?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir