Publicidad

Móviles con los que flipaste en su día: LG DoublePlay
Móviles Android

Móviles con los que flipaste en su día: LG DoublePlay

En esta serie recordamos móviles legendarios del pasado. Tras recordar al Samsung Galaxy Beam, LG Optimus 3D, Sony Xperia Play, Motorola Flipout y otros, hoy le toca el turno al curioso LG DoublePlay, un terminal que contaba con teclado QWERTY y pantalla secundaria.

Corría el año 2011, uno de los años más locos en Android y en los que el teclado QWERTY deslizante era todavía relativamente habitual, cuando LG decidió llevar la idea un paso más allá, con una pantalla secundaria que se integraba en mitad del teclado físico.

Especificaciones técnicas del LG DoublePlay

LG DoublePlay

Pantalla

Principal: LCD 3,5" 320 x 480

Secundaria: LCD 2" 320 x 480

Dimensiones y peso

121.9 x 64 x 16 mm
192 g.

Procesador

Snapdragon Scorpion 1 GHz

RAM

512 MB

Almacenamiento

2 GB
MicroSD

Cámara frontal

-

Cámara trasera

5 MP

Batería

1.500 mAh extraíble

Sistema operativo

Android 2.3

Conectividad

3G
Wi-Fi 802.11 b/g/n
Bluetooth 3.0
Radio FM
Micro USB
Minijack

Otros

Teclado QWERTY

Precio de salida

150 dólares con contrato

El LG DoublePlay se lanzó como un gama media-baja de 2011, por lo que sus especificaciones eran bastante moderadas incluso para su época. Con el cuerpo cerrado, tenía un diseño similar a otros teléfonos de su época, con un cuerpo con curvas muy pronunciadas y cuatro botones capacitativos para la navegación.

La pantalla principal del LG DoublePlay era de sólo 3,5 pulgadas, lo cual nos hace una idea de su pequeño tamaño, aunque regordete, con 1,6 milímetros de grosor (no obstante, es un poco más fino que otros móviles plegables como el Xperia Mini Pro). No contaba con cámara para selfies, pero sí con una cámara principal, a la espalda, de 5 megapíxeles.

Lgdoubleplay2

Al desplegar el teclado, la sorpresa era la pantalla secundaria de 2 pulgadas en mitad del mismo, cuadrada y con la misma resolución que la principal, en la que podías ejecutar una lista selecta de aplicaciones.

La potencia del LG DoublePlay corría a cargo de un Snapdragon de Qualcomm con un sólo núcleo a 1 GHz, acompañado de 512 GB de RAM y 2 GB de almacenamiento ampliable mediante microSD. No parece mucho hoy en día, y tampoco lo era entonces, aunque hemos de recordar que era un terminal de la gama media de su época.

¿Qué tenía de especial?

En 2011, los móviles con teclado QWERTY eran la excepción, pero seguían siendo relativamente fácil de encontrar. No obstante, el LG DoublePlay les daba una vuelta de tuerca a lo Sony Xperia Play, pero enfocado a productividad en vez de a juegos, integrando una pantalla secundaria.

Estamos hablando de Android Gingerbread 2.3, de modo que todavía faltarían muchos años hasta que Android tuviera las opciones multitarea y multiventana que tiene hoy en día. La idea de la doble pantalla era clara: más pantallas, más cosas que puedes hacer a la vez.

Lgdoubleplay3

Esa era la idea, aunque en la práctica la utilidad de esta segunda pantalla era bastante similitada, en parte por las limitaciones de la tecnología de la época y en parte por decisiones discutibles por parte del equipo de desarrollo. Para empezar, en dicha pantalla sólo podías ejecutar ciertas aplicaciones especiales y no cualquier aplicación.

La segunda pantalla prometía más productividad, pero su utilidad era reducida

En ella podías enviar SMS, consultar el calendario y la reproducción de música, aunque sólo con nueve aplicaciones preinstaladas a elegir y cuyas funciones estaban bastante limitadas. Aún así, la idea te permitía en cierto modo hacer dos tareas a la vez en Android, algo bastante adelantado a su época en 2011.

¿Existe algo parecido hoy en día?

Han pasado casi diez años desde el lanzamiento del LG DoublePlay, un terminal que en su época no recibió muy buenas críticas, especialmente por su aspecto contundente y la poca utilidad de la segunda pantalla. El hecho de que nunca hubiera un LG DoublePlay 2, ni siquiera en Estados Unidos, donde este tipo de terminales transformer siempre tuvieron más tracción, nos da una buena idea de que el experimento no salió demasiado bien.

Desde entonces, los móviles con teclado QWERTY casi se han extinguido por completo y los mecanismos deslizantes, si bien tuvieron cierto repunte hace unos años como alternativa al notch en terminales como el Xiaomi Mi Mix 3, tampoco han tenido un gran recorrido. Lo que sí ha vuelto en cierto modo son las pantallas secundarias como necesidad en terminales plegables como el Samsung Galaxy Fold 2. Eso sí, en los móviles plegables la pantalla secundaria no se usa a la vez que la principal.

Casi una década más tarde, LG sigue jugando con la idea de dos pantallas con LG Dual Screen y, especialmente, con el LG Wing

Es precisamente LG quien ha explorado más la idea de una pantalla secundaria como apoyo a la primaria. Primero, en la forma de la pantalla adicional LG Dual Screen, compatible con varios terminales de la casa, y más recientemente, el LG Wing con dos pantallas.

Lgwing

El LG Wing es, casi diez años mas tarde, un nuevo intento por añadir una segunda pantalla para hacer más de una cosa a la vez sin renunciar a espacio en la pantalla principal. En cierto modo, es una evolución del mismo concepto, con la diferencia de que en esta ocasión no hay teclado físico, el mecanismo es rotatorio y la utilidad de esta segunda pantalla está menos limitada.

El LG Wing es en cierto modo el heredero espiritual del LG DoublePlay, siendo todavía más extraño ahora de lo que el DoublePlay lo era en su época. La idea está más refinada y Android está mucho mejor preparado para la multitarea hoy que con Gingerbread, aunque todavía está por ver si este intento en salir de lo extraordinario saldrá bien... o como con el LG DoublePlay.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios