Olvídate de antivirus, esta función de Google te protegerá de la mayoría de malware en Android
Seguridad

Olvídate de antivirus, esta función de Google te protegerá de la mayoría de malware en Android

Vivimos en una época en la que, pese a la existencia de malware para Android, no es tan necesario tener un antivirus en el móvil. Y esto se debe en buena parte a las políticas de seguridad de Google y más en concreto al certificado Play Protect.

A grandes rasgos, este es un certificado que va acorde a los servicios de Google y garantiza que tu móvil es seguro. La inmensa mayoría de dispositivos con Android lo tienen, aunque hay excepciones. A continuación te contamos cómo comprobar si el tuyo lo tiene y de qué modo actúa para proteger tu dispositivo.

Qué supone Play Protect y cómo saber si tu móvil lo tiene

Empezaremos por el final, que es saber si tu dispositivo tiene o no esta certificación. De forma general te diremos que sí lo tiene, dado que todos los fabricantes lo incluyen y solo encontramos excepciones si instalaste una ROM del sistema o si es importado. No obstante, existe un listado de Google en el que puedes comprobar si tu terminal se encuentra o no. Aunque insistimos, si cambiaste la ROM podrías haber perdido el certificado.

Play Protect
Consulta del certificado de Play Protect desde Google Play

Otra opción para consultar si tienes el certificado es acudir a Google Play, pulsando en tu foto, yendo después a Ajustes y desplegando el apartado de Información. En este apartado debes fijarte en la parte inferior donde pone "Certificación Play Protect", ya que debajo pondrá si tu dispositivo está o no certificado.

¿Y qué implica estar certificado? Pues de acuerdo a lo que dice la propia Google, que tu dispositivo incluye todas las aplicaciones y servicios de Google con licencia. Además supone también que el terminal ha superado con éxito una prueba de compatibilidad con Android.

No tener esta certificación entraña ciertos riesgos como que, por norma general, no tiene un sistema seguro. Y es que puede que no recibas actualizaciones del sistema, ni de las aplicaciones y servicios, por lo que no tendrás los parches de seguridad que la compañía lanza periódicamente para garantizar la seguridad de su sistema operativo móvil.

De igual forma, es posible que otras funciones no estén disponibles, como puede ser la copia de seguridad. Incluso puede darse el caso de que el terminal no pueda ejecutar aplicaciones correctamente, siendo indiferente de dónde se hayan descargado.

Play Protect es la clave de que Android sea un sistema seguro

Play Protect

Si estás atento a noticias sobre malware, sabrás que últimamente se están dando unos cuantos casos de virus que acaban infectando Android y que muchas veces se cuelan a través de apps presentes en Google Play. Sin embargo, lo normal es que Google Play sea un repositorio seguro.

Que un dispositivo móvil tenga certificado de Play Protect y pueda descargar apps de Google Play implica que la propia compañía está detrás de esas apps expuestas. Así, establecen una serie de requisitos y filtros de seguridad que evitan que se cuelen apps maliciosas.

De hecho, si atendemos a los malware de reciente descubrimiento que se han encontrado en apps de Google Play podemos observar que realmente las apps como tal son seguras de serie. Y es que los ciberdelincuentes aprovechan otro modus operandi para colar sus troyanos.

Sí, hay apps de Google Play con malware. Sin embargo, no es lo habitual y Google actúa rápido para eliminar las apps maliciosas.

El más extendido y para el que al final es indiferente Play Protect, es aquel en el que las apps solicitan a la víctima la descarga de una presunta actualización. Esta se ejecuta en servidores externos a Google, por lo que se sale al final de los filtros de la compañía. De hecho, muchas veces presentan interfaces de descarga que imitan a Google Play para ganar fiabilidad, pero no son Google.

No obstante, las políticas de seguridad de Google son férreas en este sentido y evidentemente no permiten este tipo de apps que, indirectamente, acaban suponiendo un riesgo para el usuario. Y aunque eventualmente se cuelen apps de este estilo, la compañía las retira de su tienda tan pronto como tienen conocimiento de ello.

Play Protect no lo es todo. Hay más formas de protegerse

Al igual que un antivirus podría no ser suficiente para tener seguro el móvil, tampoco Play Protect es una garantía absoluta de seguridad. Es importante, pero al final la actuación del usuario es clave. Véase el caso de los permisos que se les otorga a las apps.

Las apps pueden solicitar permisos de todo tipo, como el de acceso a la cámara, a los contactos, a la lectura de SMS, a las notificaciones... De por sí no son peligrosos y de hecho son un bien necesario para evitar que las apps accedan de serie a toda nuestra información. Por poner dos ejemplos, es entendible y necesario que una app de cámara solicite acceso a la cámara. Sin embargo, no lo es tanto que lo solicite una app enfocada a evitar el spam telefónico.

Pues bien, siguiendo con el segundo ejemplo, hay apps maliciosas que aprovechan los permisos que se les conceden para cometer sus fechorías. Hay algunos permisos que suponen abrir la puerta al malware: el de lectura de SMS, el de accesibilidad, el de notificaciones e incluso el de la superposición de aplicaciones.

De igual modo, descargar APKs fuera de Google Play es también un riesgo. No quiere decir que no haya repositorios de confianza en los que descargar APKs para Android, pero sí debes ir con más cautela debido a que Play Protect no certifica la seguridad en apps que estén fuera de la tienda de Google.

Temas
Inicio