Publicidad

¿Cómo han evolucionado los fabricantes de smartphones en los últimos tiempos? Parte 2
Móviles Android

¿Cómo han evolucionado los fabricantes de smartphones en los últimos tiempos? Parte 2

Publicidad

Publicidad

Hace cosa de 20 días dimos un pequeño repaso al proceso de evolución que han seguido varios de los fabricantes más conocidos, y no tenía pensado hacer una segunda parte, pero dado que hubo una sugerencia y me pareció una buena idea, pues aquí estamos, con una romántica segunda parte.

En esta ocasión nos centraremos en varios de los fabricantes que se quedaron fuera en la primera parte y que son más o menos conocidos, repasaremos un poco cómo fueron en su pasado reciente y cómo son ahora.

Xiaomi, más que una marca en China

Xiaomi en China no es sólo una marca, en ciertos aspectos es un modo de vida. Es una compañía que lleva su tiempo triunfando en su lugar de origen y que, a día de hoy, busca expandirse poco a poco por el resto del mundo. Por ahora tiene sus ojos puestos en India, un mercado emergente con un potencial enorme.

Pero en China no es sólo un fabricante de smartphones, allí también tienen otros productos como wearables, tablets, e incluso calzado y otros accesorios y gadgets. Pero vamos a centrarnos en lo que no interesa, sus smartphones. Por lo general los smartphones chinos eran todos muy amigos de incluir procesadores MediaTek y ofrecer precios baratos.

Sus inicios, no obstante, estaban ligados a su ROM, MIUI, que podrían instalarse en varios modelos de teléfonos. Pero estaban inquietos, así que decidieron hacer un smartphone, el Xiaomi Mi-One, un smartphone que, de inicio, ya se equipaba con un procesador de Qualcomm, y esto siguió siendo así en sus respectivos sucesores.

El diseño de los mismos no destacaban en nada para la época, pero tampoco eran horrendos. Con el paso del tiempo, teniendo en cuenta el éxito que generaba (llegando a vender millares de unidades en un suspiro), sacaron más variedad, algunos de los cuales (los menos) sí incorporaban un procesador MediaTek, pero siempre ofreciendo unas especificaciones buenas para su precio.

Y esa era, y es, su arma principal: el precio de sus productos, una relación calidad precio demasiado difícil de mejorar. Últimamente varios de sus modelos son destacables por este motivo, no ofrecen nada novedoso respecto a la competencia, pero te lo venden tan barato que estás muy tentado a hacerte con uno.

BQ, el fabricante español que se hizo un nombre

Aquaris X5

BQ nació como un importador de e-readers desde china, un negocio que vio interesante un grupo de estudiantes universitarios. Llegó un momento en el que decidieron meterse en el negocio de los smartphones usando como arma el soporte post-venta y un precio decente dentro de lo que cabe.

Sus primeros móviles eran del estilo de los chinos normales y corrientes, gama media-baja, procesador MediaTek y unas especificaciones algo cortas, pero qué diablos, eran baratos. La diferencia entre comprar un BQ y un chino era, básicamente, que comprando un BQ tenías garantía en España, evitando los envíos a China para reparar el móvil si era necesario.

La empresa fue creciendo y ofreciendo móviles con unas especificaciones que les hacían competir en la gama media, pero el año pasado decidieron romper casi por completo con MediaTek sacando todos sus móviles con procesador Snapdragon, dejando sólo el BQ Aquaris E10 como único dispositivo con MediaTek, pero en este caso se trataba de una tablet.

El 2015 fue un muy buen año para la compañía española, que tomaba buenas decisiones, a las que había que sumar su apuesta por Android puro, con un par de apps de BQ, ofreciendo una experiencia muy buena. En cuanto a diseño, BQ siempre ha sido más práctico que elegante, aunque sí que ha sacado móviles con diseño premium, como el Aquaris E5.

Pero eso no es todo, también decidieron sacar un smartphone con Android One y venderlo aquí en España, el Aquaris A4.5, e incluso se atrevieron a sacar un móvil con CyanogenOS (Aquaris X5 Cyanogen Edition), que no sabemos si seguirán con él o lo abandonarán como hizo Zuk, y otro con Ubuntu (Aquaris E4.5 Ubuntu Edition), todo ello durantel el 2015.

Oppo, el aficionado a las cámaras giratorias

Oppo es uno de esos fabricantes que, durante bastante tiempo, no han destacado en nada, incluso ahora, si bien se valora el buen trabajo que hace, no consigue tener una posición que podamos decir fuerte como algunos de sus competidores chinos (Xiaomi o Huawei por poner claros ejemplos).

Hubo algún buen intento de crear cierto hype como fue el Oppo Find 5, un buen móvil para la época, con un hardware potente y un precio más o menos competitivo. No obstante, el primero que llamó la atención fue un móvil con cámara rotatoria: el Oppo N1, que con su única cámara podías hacer una foto normal o un selfie.

Este invento vino a raíz de que un ejecutivo estaba, tras una dura jornada de creatividad, viendo una película de Chuck Norris y, al presenciar una de sus magistrales patadas giratorias, se le encendió la bombilla, aunque eso fue porque su gato estaba jugando y encendió la lamparilla sin querer.

Así es como crearon el famoso Oppo N1, cuyo diseño, además, resultaba incluso algo elegante, aunque tampoco fue el único en tener este tipo de cámara, su sucesor, el Oppo N3 también la incluía. Pero no se limitaban a estos smartphones, sino que también se dedicaba a otros más convencionales, con su diseño premium, a la altura de los tiempos que corren.

Lenovo, el dueño de Motorola

Lenovo Doblado

Lenovo es, desde hace bastante tiempo, un fabricante bastante conocido, aunque más que nada por sus ordenadores y, un poco más recientemente, por su familia Yoga Tablet, cuya particularidad es incluir un proyector para ver contenido en una pared (a ser posible lisa, para no ver un cielo lleno de granos).

No obstante, sus móviles, si bien no han tenido un gran calado en España, siempre han estado en boca de muchos, al menos si se habla de la familia Vibe. Pero eso no era suficiente para la compañía, que con su veteranía aún no habían conseguido introducirse en algunos mercados clave.

Entonces llegó una oportunidad en forma de compra, Google fue al mercadillo y ofreció a Motorola por un precio módico, y Lenovo se interesó y aceptó comprarla. Durante bastante tiempo no había cambios, pero ya este año era oficial que no se usaría la marca Motorola para los móviles, sino Moto.

El objetivo de Lenovo era hacer que la compañía norteamericana les sirviera como puerta de entrada a esos mercados en los que Motorola tenía presencia y Lenovo era poco más que un extraño. Para mejorar la cosa, decidieron crear a Zuk, cuyo Zuk Z1 revolucionó gracias a su precio y enorme batería con un hardware bastante competente.

A día de hoy, vemos que sus móviles se adaptan a los tiempos actuales, al menos en lo que a diseño se refiere, como en el caso del Lenovo K5, pero tiene la asignatura pendiente de darse a conocer, cosa que parece haber encargado a Motorola.

Además, son los primeros en Android en crear un smartphone salido de Project Tango, un gama media-alta que, con sus 3 cámaras, espera darnos una experiencia de realidad aumentada lo más satisfactoria posible, aunque eso sí, aunque es barato, te tienen que gustar los phablets bien grandes.

Meizu, ese que siempre está, pero que no vemos mucho

Meizu Pro6

Meizu es un fabricante chino que se dio a conocer a golpe de buenas especificaciones a un precio bastante bajo, algo similar a Xiaomi, pero no tan exagerado. Algunas de las cosas que más llamaron su atención en su pasado reciente es el formato de pantalla que usaba, que era de 15:9 frente a los 16:9 habituales, lo que hacía que la resolución variase ligeramente.

La consecuencia directa es que al jugar con la pantalla en horizontal, era normal ver franjas en la parte superior e inferior que no gustaba demasiado, aunque sus poseedores acababan por acostumbrarse. Un ejemplo es el Meizu MX4, cuya resolución es 1.920x1.152. El diseño frontal de sus móviles solía imitar, en parte, al de los iPhone con su botón delantero redondo.

El fabricante chino aprovechó para poner sus lectores de huellas en esa ubicación para aprovecharlo mejor. También venía con su propia capa de personalización, Flyme OS, una capa tan china como pueda ser MIUI. Tampoco era raro ver que alguno de sus smartphones llevaba equipado un procesador Exynos, algo original para ser una marca que no era Samsung.

Últimamente parece estar apostando por procesadores MediaTek, dejando a los Exynos más potentes fuera de sus dispositivos y, en cuanto a diseño, el botón central deja de ser redondo para tener una forma similar a la que tienen los móviles de Samsung por ejemplo. El diseño, como no puede ser de otra forma, lleva ya un tiempo siendo metálico.

OnePlus, el muy hijo de Oppo

Lo más revolucionario de OnePlus es su nacimiento, pues llegaron haciendo mucho ruido y con un autoproclamado "flagship killer" bajo el brazo, el OnePlus One. Esta compañía, que usa las fábricas de Oppo para sus móviles, vino pisando fuerte con un terminal de buenas especificaciones y precio bajo.

Además de esto, debutó usando CyanogenOS, recién separada de la ROM cocinada CyanogenMod. A nivel de diseño destacó por tener algo parecido a papel de lija en su espalda, seguro que más de uno se ha ahorrado la lima para las uñas (adelante, puedes confesarlo). Su sucesor, para su desgracia, no ilusionó tanto.

A pesar de incorporar un sensor de huellas, su diseño continuista junto al malogrado Snapdragon 810 hacía que la gente no estuviera ansiosa por comprarse este terminal. A cambio, al finales del año pasado, apareció un gama media llamado OnePlus X que, con un procesador de anterior generación, sí entusiasmó más al público, también gracias a su precio.

Este año llegó el OnePlus 3, que aprendió de su anterior generación y buscó hacer un cambio estético que no le hiciera perder su identidad, así que adoptó al aluminio para reforzar la espalda del terminal. Si tendrá o no el éxito que esperan en OnePlus es algo que sabremos en unos meses, pero a priori ha vuelto a entusiasmar a buena parte del público.

Y esto ha sido todo, he saldado la deuda que tenía conmigo mismo y por la que más de una vez me he puesto un ojo morado (en sueños), ahora es tu turno de debatir acerca de estos fabricantes y, por qué no, hacer de Rappel y adivinar su futuro.

En Xataka Android | India, ¿una alternativa real a China en smartphones?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir