Compartir
Publicidad
Publicidad
Motorola da un paso atrás en 2017: ni el más rápido actualizando ni el mejor gama media
Móviles Android

Motorola da un paso atrás en 2017: ni el más rápido actualizando ni el mejor gama media

Publicidad
Publicidad

Motorola tiene una historia ligada a Android de lo más curiosa. Fue uno de los primeros fabricantes en apostar por este sistema operativo móvil, más tarde fue absorbido por Google para al poco tiempo desprenderse de ellos tras conseguir una serie de patentes y algo de dinero en efectivo. A partir de ahí empezó un renacimiento que les convirtió en una compañía muy querida en Android por dos motivos principalmente.

El primero porque logró traer dispositivos muy dignos a la gama media. Hasta entonces todo lo que no fuera un flagship ofrecía un rendimiento mediocre. En segundo lugar su éxito se cimentó en un compromiso por traer actualizaciones en lapsos de tiempo muy cortos. Todo eso les duró unos pocos años y en 2017 están viendo cómo en ambos puntos han perdido la posición de liderazgo y lo más importante: el afecto de los usuarios de Android y por extensión su prescripción a otros consumidores.

De devorar marshmallows a atragantarse con el turrón

Moto G

Hay hitos muy curiosos en la historia de Motorola en Android. Hace tan sólo cuatro años, era un fabricante voraz de actualizaciones. Todos los postres que iba sacando Google de su horno de actualizaciones de sistema (KitKat, Lollipop...) eran engullidos por Motorola. Era increíble, allá por 2013, que un móvil asequible como el Moto G se pusiera al día en un abrir y cerrar de ojos o que el Moto X de aquel año recibiera 4.4 KitKat antes que el Nexus 4.

Parecía de locos ¿cómo era posible que un móvil que no es de Google se pusiera al día antes que un Nexus? Lo que pareció una singularidad aquel año se repitió en 2014: Lollipop aterrizó antes en el Moto X de ese mismo año que en el Nexus 5. Doblete para un Motorola que enamoraba con su ritmo de actualización y que no descuidaba ninguna de sus gamas, hasta el Moto E tuvo su ración aunque con el tiempo fue cayendo en el olvido.

Motorola se posicionó rápido en un aspecto donde la competencia era (y sigue siendo) nula: el ritmo de actualizaciones del sistema operativo.

El tiempo fue pasando, Motorola seguía sin posicionarse en la gama alta. Sus competidores venían con mejores propuestas en hardware pero sabían que si todo iba bien en los teléfonos más asequibles, el negocio seguiría funcionando. Así fue, en 2015 y 2016 sus smartphones de gama media fueron la recomendación más habitual entre los entusiastas de Android. Un buen terminal, con poca personalización y actualizaciones frecuentes.

Todo iba bien, aunque con el paso del tiempo Motorola fue perdiendo el apetito. Con Android 6.0 Marshmallow volvieron a demostrar que seguían siendo los primeros en actualizar la gama media pero en la zona noble no fueron los más rápidos. Esto se empezó a detectar como un signo de debilidad: Moto había acostumbrado muy bien a sus seguidores a un ritmo más alto. Se empezaba a ver el cambio de tendencia.

Nougat

Llegó 2016 y con él, a finales de año, Android 7.0 Nougat hacía acto de presencia. Esta actualización se le hizo bola y era el momento menos adecuado para que el estómago de Motorola se cerrara. No fueron los primeros en ninguna de las dos gamas principales. Otras compañías les adelantaron y los usuarios fuimos viendo cómo la línea que separaba la actualización grande de Android con la fecha de llegada se hacía cada vez más larga. Tan tan larga que hoy nos hemos enterado que el Moto X Pure Edition está recibiendo su dosis de turrón. Nougat 7.0 a secas, sin los parches de seguridad.

Con Android 8.0 este año hemos visto un amago que a más de uno le ha hecho metido miedo en el cuerpo: Motorola dijo que en principio no iba a actualizar el Moto G a Oreo, finalmente recularon y afirmaron que sí. Tienen la tripa llena pero siempre queda hueco para un pequeño postre, solo se trata de una galletita. ¿Qué ocurre con el resto de terminales? Que se les espera, pero de momento no tenemos noticias ni fecha para los siguientes terminales:

Modelo

Estado

Moto Z

Planeado y en proceso ↻

Moto Z Droid

Planeado y en proceso ↻

Moto Z Play

Planeado y en proceso ↻

Moto Z Play Droid

Planeado y en proceso ↻

Moto Z2 Play

Planeado y en proceso ↻

Moto Z2 Force Edition

Planeado y en proceso ↻

Moto X4

Planeado y en proceso ↻

Moto G5

Planeado y en proceso ↻

Moto G5 Plus

Planeado y en proceso ↻

Moto G5S

Planeado y en proceso ↻

Moto G5S Plus

Planeado y en proceso ↻

Moto G4 Plus

Planeado y en proceso ↻

Lenovo K8

Planeado y en proceso ↻

Lenovo K8 Plus

Planeado y en proceso ↻

Lenovo K8 Note

Planeado y en proceso ↻

Están trabajando en ello, pero en vistas a cómo ha evolucionado el ritmo de actualizaciones la situación preocupa.

¿Quién le está robando el trono a Motorola?

Trono

Al principio hablábamos de cómo el éxito de la Motorola actual (un año antes de ser vendida a Lenovo) se cimentaba en dos principios: éxito en la gama media y medalla de oro con las actualizaciones de sistema. Si algo nos ha demostrado el mercado de los smartphones es que no entiende de hegemonías y que Motorola no haya trabajado lo suficiente para mantenerse líder en ambas categorías está haciendo que pierdan brillo. Están a tiempo de remontar no se pueden dormir, la competencia está al acecho.

En el primer pilar se han encontrado a una Xiaomi que por fin se ha tomado en serio su aterrizaje en España. Sí, sus terminales ya llegaban a través de las múltiples tiendas asiáticas pero desde hace menos de un mes tienen al enemigo en casa: con tiendas y garantía de dos años. Xiaomi no es precisamente la más rápida actualizando pero con el Mi A1 han conseguido que la gente deje de mirar a Motorola como el referente en la gama media.

Xiaomi Mi A1

Lo hemos visto en los Xataka Live Citizen como ganador de la categoría, nuestro análisis y mes de uso hablan también de cómo han encontrado un equilibrio perfecto... Ojo, es importante matizar que aunque el gama media de Xiaomi lleva Android One, eso no garantiza actualizaciones constantes. Peor para Motorola en realidad porque han perdido posicionamiento ante un rival que lo "único" que ofrece es un terminal que rinde muy bien y ofrece mucho con un precio contenido.

Si hablamos de actualizaciones, este año se ha dado una situación curiosa. Nokia ha vuelto y quitando un terminal más nostálgico que útil, ha demostrado que puede hacer buenos Android. No sólo eso: es capaz de traer actualizaciones a un ritmo igual de rápido que la Motorola de hace unos años. Su Nokia 8 está al día y su compromiso es que el resto de terminales lanzados este año reciban su ración de galletitas antes de que finalice el año.

Ojo, esto no quiere decir que Motorola esté muerta, ni mucho menos. Este año han lanzado buenos terminales y en la gama media siguen siendo una opción muy a tener en cuenta. El problema, como decía, es que han perdido el trono y ya no son punta de lanza de ambas categorías y eso de cara a la gente entusiasta de Android que posteriormente van a prescribir a mucha gente que quiere un móvil y no saben por dónde empezar es una pérdida sustancial.

Nokia 8

Motorola frena, pero el resto siguen sin prisa

El tropiezo de Motorola podría hacernos pensar en que otros tomarían ventaja y se posicionarían mejor pero la dura realidad es que no es así. La compañía ahora propiedad de Lenovo, que empieza a ver con escepticismo la adquisición, ha perdido posiciones pero el resto de fabricantes siguen con al trote y sin prisas trayendo las últimas actualizaciones de Android.

Sólo Sony Mobile parece tomarse más en serio esta carrera de caracoles donde las actualizaciones siguen llegando a un paso muy lento. No sabemos si Project Treble es la "culpable" del retraso o que simplemente hay cosas que no cambian. Espero que sea lo primero porque eso significaría que el futuro, a priori, de las actualizaciones será más brillante. Veremos cuántos móviles acaban con Oreo a final de año, promete ser una lista muy corta.

En Xataka Android | ¿Se actualizará mi móvil a Android 8.0 Oreo? La lista completa actualizada

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos