Compartir
Publicidad
Móviles con los que flipaste en su día: Sony Tablet P
Móviles Android

Móviles con los que flipaste en su día: Sony Tablet P

Publicidad
Publicidad

Todavía está por ver si los dispositivos plegables terminan siendo la revolución que se nos vendió, especialmente después de los problemas del Samsung Galaxy Fold, pero hace siete años Sony lanzaba un concepto similar: el Sony Tablet P, anteriormente conocido como Sony Tablet S2.

En esta selección recopilamos móviles legendarios del pasado, aunque en esta ocasión hemos hecho una excepción para traer una tablet, tal y como indica su nombre. Se trata de la original Sony Tablet P, una tablet con dos pantallas y el tatarabuelo del ZTE Axon M o del Samsung Galaxy Fold.

Especificaciones de la Sony Tablet P

Sony Tablet P

Pantalla

Dos pantallas TFT 5,5", 1024 x 480

Dimensiones

180 x 158 x 14 mm, 372 g.

Procesador

Nvidia Tegra 2 T20

RAM

1 GB

Almacenamiento

4 GB + microSD hasta 32 GB

Cámaras

Frontal: VGA
Trasera: 5 MP

Batería

3.080 mAh

Conectividad

LTE, Wi-Fi 802.11 b/g/n, Bluetooth 2.1, microUSB

Otros

Dos pantallas

Precio de lanzamiento

599 euros

¿Qué tenía de especial?

Sonytabletp2

Lo que tenía de especial la Sony Tablet P salta a la vista: la doble pantalla. Se trata de una especie de mezcla entre un libro, un móvil de concha y una Nintendo DS, que da como resultado un dispositivo con dos pantallas gemelas de 5,5 pulgadas y resolución 1024 x 480.

La Sony Tablet P era algo así como la mezcla de una Nintendo DS, una tablet y un móvil de concha

Se comercializaron dos versiones, una con conectividad 3G y otra solo con Wi-Fi, aunque ninguna de ellas es capaz de hacer llamadas de voz. Algo por otra parte no demasiado inusual en tablets y que te ahorra el disgusto de sujetar un dispositivo tan grande cerca de tu oreja mientras hablabas.

La Sony Tablet P se cerraba hacia adentro, como el Samsung Galaxy Fold, aunque carecía de cualquier otro tipo de pantalla adicional, así que una vez cerrada, se acababa la fiesta, como si fuera una Nintendo DS.

Cerrada

En la práctica, estas dos pantallas se aprovechaban bien en las aplicaciones de la casa, aunque en otras aplicaciones, no tanto. Las apps no soportadas mantenían la pantalla inferior apagada o se extendían a ambas, mostrándose con la bisagra y el marco entre medias.

Estamos hablando de Android 3.2 Honeycomb, que fue la primera versión de Android especialmente pensada para tablets, pero que estaba a años luz de soportar escenarios tan complejos como un móvil con dos pantallas. Es ahora, siete años más tarde, cuando Android empieza a prepararse adecuadamente para este tipo de dispositivos.

La pantalla inferior se aprovechaba bien solo en casos concretos

Aun con todo, el invento seguía teniendo utilidad en casos concretos como al escribir, pues el teclado se mantenía en la pantalla inferior sin cubrir la pantalla principal. En cuanto a juegos, ese pequeño logotipo de PlayStation en la bisagra no es casual: el dispositivo estaba certificado por Play Station.

Se podía por tanto jugar a los juegos PlayStation subidos a Google Play, usándose en este caso la pantalla superior para la acción y la inferior para mostrar un mando virtual, no como en el Xperia Play que tenía botones reales. Claro, que el resultado no fue muy satisfactorio, pues muchos usuarios se quejaban de que la respuesta de la pantalla no era muy buena.

Tabletp El teclado se adaptaba bien a la pantalla inferior

La Sony Tablet P llegaba a la vez que la Sony Tablet S, otro concepto de tablet bastante original, marcando un loco año 2011 en el que la compañía japonesa se desmelenaba con dispositivos fuera de lo común como el Sony Ericsson Xperia Pro, con teclado QWERTY o el Sony Ericsson Xperia Play, con un "mando de PlayStation" incluído.

¿Existe algo parecido hoy en día?

Tabletp2

No te voy a mentir, el invento no fue muy bien. Con un precio de lanzamiento de 599 euros, las ventas no terminaron de despegar ni después de rebajar su precio a la mitad. Las críticas no fueron muy positivas, destacando que la bisagra con el marco negro molestaba durante el uso y que la pantalla no respondía bien. Sony nunca la actualizó a Jelly Bean.

La Sony Tablet P fracasó, y pasaron muchos años hasta que otros se atrevieran a seguir sus pasos

Bajo esta perspectiva, es normal que el resto de fabricantes tomaran buena nota y apostaran por algo más normal, aunque el concepto de tablet que se puede plegar para que sea más plegable nunca murió. Solo se quedó en barbecho.

El año pasado ZTE era el primero que se atrevía de nuevo con el ZTE Axon M, un concepto muy parecido a la Sony Tablet P, con dos pantallas gemelas unidas por una bisagra. Es una versión mejorada que se puede seguir usando con la pantalla plegada, pero que sigue teniendo el mismo problema de base: el marco negro que separa ambas pantallas.

Zteaxonm

LG se ha encontrado con el mismo problema en la pantalla secundaria opcional del LG V50, y es que al final la única forma de hacer que todo esto funcione es mediante una pantalla que se pueda doblar. Sí, como la del Samsung Galaxy Fold, Huawei Mate X o tantos otros prototipos que van apareciendo prácticamente cada semana.

La Sony Tablet P fue considerada uno de los mayores flops del año, pero quizá sería más justo decir que se adelantó a su época. El concepto general de una pantalla grande que se puede hacer más pequeña sigue muy vivo, aunque en su época ni el hardware ni el software estaban listos para llevarlo a cabo de forma satisfactoria. De hecho, está todavía por ver si lo están hoy en día para las nuevas oleadas de dispositivos plegables.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio