Publicidad

Todas las apps y actualizaciones deben optimizarse para Android 10 o superior para publicarse en Google Play

Todas las apps y actualizaciones deben optimizarse para Android 10 o superior para publicarse en Google Play
2 comentarios

Cada año tenemos una nueva versión de Android, aunque ya sabemos que cuesta bastante hasta que la actualización llega a la mayoría de los terminales. Para ayudar a tirar del carro y que las aplicaciones publicadas en la tienda hagan uso de los últimos avances y se adapten a los últimos cambios, Google avanza cada año también el límite para qué versión de Android están optimizadas las nuevas aplicaciones. Este mes de noviembre, la versión mínima en vigor es Android 10.

Desde agosto, todas las nuevas aplicaciones que quieran publicarse en la tienda de Google Play necesitaban estar optimizadas para Android 10, y ahora que hemos entrado en noviembre, el requisito se aplica también a las actualizaciones. Nótese que estamos hablando del parámetro Target_SDK, que es la versión para la que se ha desarrollado la aplicación, pero no impide que las aplicaciones sean compatibles con versiones anteriores de Android.

Forzando el uso de las nuevas API

Target

Cada nueva versión de Android incluye cambios internos que con frecuencia implican que los desarrolladores necesitan hacer modificaciones en sus aplicaciones para aprovechar. En Android 10, por ejemplo, se añadieron nuevas funciones de privacidad y seguridad, soporte para el tema oscuro o 5G, por nombrar unos pocos.

A veces estos cambios implican cambios que limitan lo que una app puede o no puede hacer, aunque para mantener la compatibilidad con las aplicaciones que se lanzaron con anterioridad, es frecuente que Android permita a las apps existentes seguir funcionando como hasta entonces. Para saber con qué versión en mente se lanzó una aplicación se usa el parámetro target SDK. A partir de noviembre, tanto las nuevas apps como las actualizaciones lanzadas en Google Play deben estar optimizadas para Android 10 o superior.

Este cambio sucede cada año, y permite limitar la picaresca de aplicaciones que, aún siendo lanzadas recientemente, usan una versión desfasada del target SDK para saltarse limitaciones introducidas en versiones posteriores de Android. Por ejemplo, una aplicación optimizada para Android Lollipop pide todos los permisos al inicio, pues los permisos en tiempo de ejecución se añadieron en Marshmallow.

Eso sí, es preciso recalcar que una cosa es la versión para la cual una aplicación está optimizada y otra la versión mínima con la que una aplicación es compatible. Las aplicaciones optimizadas para Android 10 o superior pueden ser compatibles con versiones anteriores, por lo que como usuario en teoría no deberías notar muchos cambios, salvo la seguridad de que las nuevas apps que descargues deberían estar adaptadas ya para los últimos cambios de Android.

Vía | XDA

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio