Por qué tu Android Auto se desconecta y cómo solucionarlo
Tutoriales

Por qué tu Android Auto se desconecta y cómo solucionarlo

Pocas cosas son más frustrantes al usar Android Auto que que se desconecte sin venir a cuento, momento en el cual pierdes lo que estuvieras haciendo, se para la música y además te distrae si estás conduciendo en ese momento. Y, sin embargo, es uno de los errores más comunes de Android Auto.

Hay varios motivos por los cuales se te podría desconectar Android Auto. Te contamos todas las posibilidades por las que te está fallando Android Auto y algunas pistas sobre qué puedes hacer para solucionarlo.

Casi seguro que es el cable

Usbcable

Si estás leyendo este artículo porque se te desconecta Android Auto, casi siempre el problema es el cable, que es de mala calidad y/o hace mala conexión. Google te recomienda usar un cable de "calidad" para conectar el móvil a Android Auto, como el que viene con el móvil en su caja. Claro, que el fabricante del móvil también te recomienda usar ese mismo cable para cargarlo, así que si no quieres ir con el cable a todas partes, deberás comprarte un cable de calidad.

No es necesario gastarse un dineral en el cable, pero sí que deberías huir de cables baratos, que funcionan bien al principio y luego ya no tanto. Si sospechas que el problema es del cable, puedes comprobar si es el caso fácilmente probando con otro cable como el que viene con el móvil, para ver si te sigue pasando. Si el problema se ha solucionado, ya sabes, toca hacerte con un nuevo cable.

El conector del móvil podría estar dañado

Conector

El segundo punto flojo que puede causar que Android Auto se desconecte es el conector del móvil: donde se conecta el cable al móvil. Los puertos USB-C que se estilan hoy en día son algo más resistentes que los Micro USB de antaño, pero es posible que con el uso -especialmente si es un móvil viejo- el puerto esté dañado o sucio, y no funcione bien.

Si el puerto está dañado y hace mala conexión, lo notarás al ponerlo a cargar pues normalmente hará ruidos de conexión y desconexión al ponerlo a cargar o conectarlo a un PC. Si está sucio, lo puedes limpiar con cuidado con un cepillo de dureza media o, en casos severos, con un alfiler humedecido en alcohol (apágalo antes).

Si está dañado no hay mucho que puedas hacer salvo encontrarle "el ángulo" que funcione o usar un cable que haga buena conexión para evitar las desconexiones o, claro está, llevarlo al servicio técnico oficial. Para saber si el problema está en el cable, el conector del móvil o el conector del coche, necesitarás probar a conectar el móvil con distintos cables a distintos dispositivos, para descartar.

Ojo con el puerto USB del coche

Aaa

El tercer punto que ocasiona la mayoría de los problemas es el puerto USB del coche al que te conectas. En algunos coches debes conectar el móvil a un puerto USB concreto para usarlo con Android Auto, mientras que en otros podrías elegir entre varios. Los puertos USB son algo más frágiles de lo que nos gustaría y con forzarlos un poco podría estar causando problemas.

Si estás seguro que el problema no es el cable ni el móvil, es bastante probable que el problema esté en el puerto USB del coche, y desgraciadamente no hay mucho que puedas hacer salvo intentar encontrar el ángulo correcto que funciona y evitar que se mueva durante el uso, que no es nada fácil. Para una solución definitiva deberás consultar con un taller.

¿Has elegido el modo correcto?

Usbpara

El tipo de conexión que elegimos en el móvil no nos provocará desconexiones a no ser que lo toquemos después de conectarnos, pero es algo a tener en cuenta. Algunos móviles te dejan elegir modo Android Auto al conectarlo, mientras que en otros vale con el típico modo de transferencia de archivos.

Lo más importante es que no elijas el modo de solo carga, pues en tal caso el móvil no puede comunicarse con el servicio de infoentrenimiento del coche. Es recomendable también que desactives la depuración USB, en caso de que la tuvieras activada.

A veces la app falla

Forzardetencion

Android Auto es una aplicación más y como tal, es propensa a errores. Es más, Android Auto acumula un montón de errores conocidos que Google va parcheando como buenamente puede, a veces con más éxito que otras. No es raro que la app se cierre o funcione mal, sin motivo aparente.

Si Android Auto te funcionaba perfectamente y de repente ha dejado de hacerlo, es posible que este sea el error. Si usas la versión beta, volver a la versión estable puede ser una buena opción. De igual modo, si usas la versión estable, instalar la última beta puede ser útil si coincide que Google ha corregido el error. Si quieres probar soluciones más de andar por casa, nunca está de más que pruebes a borrar la caché y datos de la app para ver si mejora.

Quizá el móvil va justo de potencia

Android Auto se ejecuta en tu móvil y se "proyecta" a la pantalla del coche, por lo que requiere de cierta potencia para funcionar. Oficialmente no tiene requisitos mínimos en cuanto a potencia (más allá de usar Android Oreo), pero este procesamiento extra puede ser difícil de sobrellevar por un móvil que va muy justo de potencia.

Los síntomas para saber si tu móvil va con la lengua fuera mientras usas Android Auto son sencillos: se sobrecalentará e irá muy lento si intentas manipularlo. Cuando esto sucede, no es raro que termine desconectándose. Hablando de calor, recuerda no dejar el móvil al sol mientras lo estás usando con Android Auto, pues esto hace que se sobrecaliente y vaya más lento.

El modo inalámbrico tiene sus problemas

Aainalambrico

¿Eres de los pocos afortunados que pueden usar Android Auto sin cables? Si lo usas mediante un adaptador externo como Carsify, Motorola MA1 y compañía, deberás saber que es relativamente común que se desconecten. Es más, también es relativamente común que se desconecte si lo usas de forma oficial, conectando el móvil.

La realidad es que el modo inalámbrico de Android Auto no es demasiado estable hoy en día, pues a la inestabilidad inherente de Android Auto se le añade una capa de incertidumbre adicional por posibles interferencias o sobrecalentamientos (especialmente si además estás cargando el móvil inalámbricamente a la vez).

Poco puedes hacer al respecto salvo probar a conectar mediante cable para ver si funciona mejor y mantener la aplicación actualizada, pues en cada nueva versión se suelen incluir varias correcciones de errores.

Temas
Inicio
Inicio