Compartir
Publicidad
Andy Rubin, tú antes molabas
Móviles Android

Andy Rubin, tú antes molabas

Publicidad
Publicidad

Ayer asistimos a un lanzamiento muy esperado. El primer teléfono de la nueva compañía de Andy Rubin, el creador de Android. Y no solo el creador de Android, sino el que dirigió el proyecto hasta ponerlo en un lugar predominante entre los sistemas operativos móviles.

Sin embargo la presentación (y la posterior entrevista casi interminable en Code) han sido decepcionantes. No han presentado, a mi entender, un producto espectacular sino todo lo contrario. ¿Cómo puede ser que una persona que ha significado tanto para la telefonía móvil haya perdido tanto el norte?

Andy Rubin, los orígenes

Andy Rubin tuvo una trayectoria larga y variada antes de crear Android. Trabajó en Apple de 1989 a 1992 y de ahí se lanzó a General Magic, una spin-off de Apple que pretendía crear un sistema operativo para móviles. El proyecto fracasó (seguramente era demasiado pronto) y de ahí saltó a WebTV, una empresa que creaba PCs para ser usados con la televisión. Microsoft la compró y acabó siendo MSN TV.

Andy Rubin

Después de esta experiencia empezó su carrera emprendedora. Co-fundó la empresa Danger, cuya labor principal fue la creación de un móvil estilo PDA (estamos hablando de 1999) que tuvo cierto éxito en la época. Pero en 2003 dejó la empresa para fundar Android Inc. Danger fue adquirida por Microsoft en 2008.

Cuando Rubin dejó el proyecto Android el sistema operativo estaba muy maduro.

La creación de Android fue todo un hito. Logró un germen de algo que convenció a Google, ya que en 2005 fue comprada por el gigante de Mountain View. Y Andy Rubin no solo no abandonó el barco sino que fue nombrado Vicepresidente Senior y estuvo encargado del desarrollo de Android hasta 2013.

Cuando Rubin dejó el proyecto Android el sistema operativo estaba muy maduro. La versión Jelly Bean estaba en el mercado y quedaba poco para presentar Kit Kat. El interfaz había evolucionado mucho desde los orígenes y Android era el sistema operativo móvil más usado del mundo.

La marcha del proyecto Android dejó a Sundar Pichai al frente de Android, que no lo hizo nada mal ya que llegó al puesto de CEO de Google. De hecho el jefe de producto de Samsung afirmó que era mucho más sencillo trabajar con Pichai que con Rubin.

La marcha de Google

Essential

Sin embargo durante un tiempo Rubin siguió en Google, dirigiendo la división de robots. Duró en el puesto año y medio y dejó la compañía para gran sorpresa de los que le habíamos visto tener mucha relevancia en Google.

La expectativa del Essential Phone era muy alta, sobre todo por venir de la mano de Andy Rubin

Sin embargo la marcha de Google traía ciertas promesas. Una mente tan lúcida, con tanta experiencia, podía acarrear cosas muy interesantes. Hace solo cinco meses conocimos de su nuevo proyecto para crear un móvil de alta gama. Aunque se hablaba entonces de un fork de Android, tal y como se vio en su día con Nokia y Amazon, no es tarea fácil.

Y ayer se presentó por fin el nuevo Essential Phone, un teléfono de gama alta, sin apenas marcos, y con una construcción muy sólida y prometiendo modularidad. La expectativa era muy alta, sobre todo por venir de la mano de Andy Rubin, claro está.

Essential, una gran decepción

Essential Frontal

Sin embargo el terminal ha sido, al menos para mi, una gran decepción. No ha logrado presentar nada que no existiera ya, nada revolucionario. Quizá si el listón no hubiera estado tan alto... pero fue el propio Rubin el que lo puso ahí con varios teasers sobre el diseño del mismo.

Es cierto que el terminal es de gama alta y de construcción muy sólida. Pero no aporta nada nuevo que no tenga la competencia. ¿Pocos marcos? Miremos al Samsung S8 o al LG G6. ¿Potencia? No es el primer móvil en llevar el Snapdragon 835. ¿Modularidad? LG demostró con el LG G5 que no tiene un hueco en el mercado. En definitiva, no destaca entre la competencia.

Essential Modular

Para mi el teléfono tiene faltas imperdonables. La cámara frontal, rodeada de pantalla, estropea el diseño y crea problemas software que habrá que ver cómo se resuelven. Desde luego no pueden cumplir lo que prometen, Android limpio, pues algo tiene que tener para gestionar ese hueco.

Por otro lado el sensor de huellas está en la parte trasera, como todos los móviles con pocos marcos. No han logrado encontrar una solución mejor a la del resto de fabricantes. Y por eso parten con mucha desventaja, llegar para ofrecer lo mismo que marcas que sabemos como trabajan no es muy buena idea.

Tiene algunos detalles que no lo hacen "el terminal perfecto"

Lo que hubiera sido sorprendente es que se hubieran atrevido a una cámara extraíble, ya que la frontal no se usa (en general) todos los días. Y que hubieran logrado esconder el sensor de huellas debajo de la pantalla. Eso sí que hubiera sido una revolución digna de mención que hubiera adelantado a todos los fabricantes tradicionales.

También tiene algunos detalles que no lo hacen "el terminal perfecto", sobre todo que no sea resistente al agua. Que su precio esté en 700 dólares tampoco lo hace rompedor en ese ámbito. Y que no traiga puerto para auriculares, bueno, siempre decepciona a los más fanáticos aunque varios fabricantes han demostrado que no importa a nivel de ventas.

Cualquier terminal de gama alta hace lo que este, Android Rubin ha decepcionado

Además el Essential Phone llega sin un plan de lanzamiento. Sí, llega en junio y está muy enfocado a EEUU, pero sin contar con los operadores y con un vago "intentaremos que no metan bloatware". No es forma de presentar un terminal, al menos no en EEUU. Y por tanto va a ser un fracaso.

Esperemos que la siguiente iteración de Essential sea mejor y pula los detalles que han quedado cojos, porque, a día de hoy, cualquier terminal de gama alta hace lo que este. Android Rubin ha decepcionado. Antes molaba.

En Xataka Android | Essential Phone, el móvil del creador de Android: lo que quiere ser... y lo que es en realidad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos