Publicidad

Maze Alpha, análisis: el Xiaomi Mi Mix para presupuestos (y expectativas) ajustados
Análisis

Maze Alpha, análisis: el Xiaomi Mi Mix para presupuestos (y expectativas) ajustados

Publicidad

Publicidad

El Xiaomi Mi Mix no fue el primer móvil en apostar por esa tendencia de reducir marcos (antes fueron los japoneses de Sharp), pero sin duda fue el modelo que marcó esa tendencia a la compactación que hemos visto muchos de los gama alta lanzados a lo largo de este año. La influencia del Xiaomi Mi Mix ha sido más que evidente y así se refleja en los numerosos fabricantes chinos que han querido ofrecer su propio Mi Mix a precios más bajos. Uno de ellos es el Maze Alpha.

Dentro de China también se copia y el Maze Alpha es un claro ejemplo. Estamos ante un nuevo fabricante que nació con un objetivo: traer al mercado un Mi Mix a un precio mucho más ajustado. Así llegó el Maze Alpha, el segundo móvil de la joven compañía china que apuesta por una amplia pantalla y ese diseño sin marcos tan reconocible, pero ¿qué pasa si lo ponemos bajo la lupa? ¿Estará a la altura?

Maze Alpha, review en vídeo

Maze Alpha, especificaciones técnicas

MAZE ALPHA

DISEÑO

159.8 x 82.5 x 8.1 mm
225 g
Metal y cristal
Lector de huellas frontal

PANTALLA

IPS 6 pulgadas
FullHD 1.920 x 1.080 píxeles
376 ppp
Ratio cuerpo-pantalla 83%

PROCESADOR

Mediatek Helio P25
Octa-core 4 x 2.5 GHz + 4 x 1.4 Ghz
Mali T880 MP4

RAM

4 GB

MEMORIA

64 GB + MicroSD

SOFTWARE

Android 7.0 Nougat

CÁMARA TRASERA

Dual 13 + 5 MP, f/2.2, HDR, vídeos FullHD, AF, flash LED, EIS

CÁMARA FRONTAL

5 MP, HDR, modo belleza

CONECTIVIDAD

4G LTE Cat 6, WiFi ac, Bluetooth 4.1, GPS/Glonass, USB-C, minijack

BATERÍA

4.000 mAh

PRECIO

154,10 euros

Maze Alpha, análisis en vídeo

Diseño: parecido, no igual

Maze Alpha

En Maze tuvieron una clara inspiración al crear el Alpha, de eso no cabe duda, pero hay diferencias. Tenemos un diseño con los bordes bastante ajustados en los laterales y la zona superior, mientras que la inferior es más ancha, bastante más que en el Mi Mix, concretamente dos centímetros.

El Maze Alpha se inspira en el Mi Mix y consigue acercarse bastante al concepto 'sin marcos', pero la integración del lector de huellas en el frontal hace que el marco inferior sea excesivamente ancho.

Igual que sus compatriotas chinos, en Maze también han integrado la cámara frontal en la esquina inferior derecha, pero además esta banda aloja un botón de inicio con lector de huellas, de ahí que quede tan grande. Tener el lector de huellas en el frontal resulta cómodo en ciertas situaciones, pero aquí haber ensanchado tanto esta zona penaliza el diseño, que en mano resulta excesivamente grande y no precisamente ligero.

Móviles sin marcos

MAZE ALPHA

XIAOMI MI MIX

SAMSUNG GALAXY S8+

LG V30

ESSENTIAL PH-1

PANTALLA

6 pulgadas
FullHD 1.920 x 1.080 píxeles
16:9

6,4 pulgadas
FullHD 1.920 x 1.080 píxeles
16:9

6,2 pulgadas
QHD 2.960 x 1.440 píxeles
18,5:9

6 pulgadas
QHD 2.880 x 1.440 píxeles
18:9

5,71 pulgadas
QHD 2.880 x 1.312 píxeles
19:10

PORCENTAJE FRONTAL

83%

83,6%

84%

81,2%

84,9%

DIMENSIONES

159.8 x 82.5 x 8.1 mm

158.8 x 81.9 x 7.9 mm

159.5 x 73.4 x 8.1 mm

151.7 x 75.4 x 7.4 mm

141.5 x 71.1 x 7.8 mm

PESO

225 g

209 g

173 g

158 g

185 g

Viendo los datos comparados con otros modelos, el Maze Alpha es el más grande y, sobre todo, pesado. En el caso concreto del Mi Mix, vemos como el terminal de Xiaomi consigue meter 0,4 pulgadas más en un chasis ligeramente más compacto y ligero. Con todo, tampoco dista excesivamente de sus compañeros 'sin marcos'.

Eso sí, un detalle del que tengo serias dudas es que el porcentaje de aprovechamiento del frontal sea del 83% como dice la firma. Es habitual que las cifras que da la marca no se correspondan con lo el resultado de la fórmula o de algunas calculadoras online. De hecho, la propia Xiaomi tuvo que ajustar este porcentaje tras el lanzamiento del Mi Mix. En el caso de Maze, la marca apunta a un 83%, pero el cálculo dice que en realidad es un 75%, una cifra que encaja mucho más con ese marco inferior tan amplio.

El trabajo de compactación de podría mejorar y el peso es bastante elevado, pero el diseño transmite calidad y tiene muy buenos acabados.

Como reza el título de esta sección, el diseño no es igual, pero sí bastante parecido al del modelo en el que se inspira. El Maze Alpha está realizado en una combinación de metal y cristal, el primero para la estructura que se deja ver por el marco, y el segundo para recubrir ambas caras. Los acabados son muy buenos y transmite una sensación premium que no se corresponde a su ajustado precio.

Maze Alpha

Cuando está limpio, el terminal tiene un aspecto muy sobrio y elegante, pero por todos es sabido que el cristal no es amigo de las huellas y en cuanto lo cogemos un par de veces se llena de marcas, por lo que toca usar un paño a menudo si queremos mantenerlo limpio.

En la trasera encontramos el logo de Maze en la parte inferior y la cámara doble arriba a la izquierda, la cual por cierto sobresale ligeramente. En el lateral derecho tenemos los botones de volumen y encendido, mientras que la bandeja SIM/MicroSD está en la parte izquierda. Aquí mencionar que la bandeja da algunos problemas al introducirla con la SIM colocada en su sitio, como si no estuviera bien ajustada y se quedara enganchada. En mi caso tuve que intentarlo varias veces con cuidado para evitar que se atascara. Con respecto a los conectores, tenemos el minijack arriba y el USB-C en la parte inferior.

Pantalla: buena calidad y tamaño, sobre todo tamaño

Maze Alpha

Si en un móvil con un diseño más tradicional la pantalla ya es la pieza clave, en el Maze Alpha todavía adquiere más protagonismo. Tenemos un panel IPS de 6 pulgadas que apuesta por resolución FullHD. Muchos fabricantes chinos se siguen resistiendo al QHD, y lo cierto es que, a pesar de ser una pantalla tan amplia, el panel no defrauda en términos de nitidez.

Al primer vistazo, la pantalla sorprende por su enorme tamaño, y la calidad no defrauda; tenemos nitidez, colores fieles y un nivel de brillo más que aceptable en un móvil de su rango de precio.

En general la experiencia visual es muy buena. Tenemos una buena reproducción del color, respuesta táctil fluida y un nivel de brillo más que aceptable. El panel es fácilmente visible a plena luz del sol, quizás la única pega es que algunas veces (no todas), cuando hay cambios bruscos de luz, el sistema de brillo automático puede ser algo vago, pero por lo demás deja muy buenas sensaciones.

Maze Alpha Las esquinas de la pantalla del Maze Alpha son rectas, pero tiene fácil arreglo.

Una característica que no hereda del Mi Mix es que las esquinas de la pantalla del Maze Alpha son completamente rectas. Es un detalle que no penaliza la experiencia, pero no resulta muy estético que digamos ya que no sigue la forma redondeada del borde exterior.

Estaría bien que el panel fuera así de serie, pero todo tiene arreglo, y el de este pequeño detalle es de lo más sencillo. Basta con descargar la app CornerFly para tener esquinas redondeadas y conseguir un efecto mucho más armónico.

Experiencia de uso correcta, pero no perfecta

Ya hemos visto que el diseño o la pantalla no son iguales que lo que encontramos en el Xiaomi Mi Mix, pero se acercan bastante. Sin embargo, cuando hablamos de low-cost, obviamente hay recortes, y en este caso el rendimiento es uno de ellos.

Aunque correcta en la mayoría de escenarios, la experiencia de uso es algo errática y el lag o los bloqueos inesperados son más frecuentes de lo que cabría esperar.

Tenemos un Mediatek Helio P25 con ocho núcleos, acompañado de 4 GB de memoria RAM y 64 GB de capacidad, una configuración bastante competente, al menos sobre el papel. En la práctica, el Maze Alpha es capaz de resolver las tareas más habituales sin dar problemas, pero no siempre va tan fino. El lag, los bloqueos inesperados o incluso algún reinicio son más frecuentes de lo que cabría esperar y empañan la experiencia de uso.

Maze Alpha

Meizu Pro 7

Sony Xperia XA1

BQ Aquaris X

Huawei P10 Lite

Samsung Galaxy A5 2017

Procesador

Helio P25

Helio P25

Helio P20

Snapdragon 626

Kirin 658

Exynos 7880

RAM

4GB

4GB

3GB

3GB

3GB

3GB

AnTuTu

54.473

61.289

59.046

60.123

59.806

61.108

GeekBench

820 / 3.258

857 / 3.903

829 / 3.270

923 / 4.445

903 / 3.337

769 / 4.097

3DMark (Icestorm Unlimited)

11.727

13.362

12.866

-

11.412

-

Los resultados de los benchmark el Maze Alpha queda ligeramente por detrás de terminales con especificaciones del mismo nivel como el Meizu Pro 7 o incluso inferiores. Obviamente los números son sólo una guía y no siempre se corresponden con la experiencia real, pero en este caso son un reflejo de ese comportamiento errático que aparece sobre todo cuando le exigimos un poco.

A pesar de contar con Android Nougat casi stock, echamos en falta una fluidez más destacable, en especial en la app de la cámara, que curiosamente es la única que trae personalización.

Aquí el software juega un papel clave, pero lo curioso es que tenemos Android Nougat sin apenas personalización, por lo que debería ir mucho más fluido, pero no es el caso con el Maze Alpha, que se queda un poco rezagado. Durante la prueba me he encontrado con bastantes cierres de aplicaciones o tirones, especialmente con algunos juegos y la app de la cámara, que además es la única que trae personalización.

En general, el Maze Alpha aprueba en los escenarios de uso habituales, pero da la sensación de que la optimización se podría mejorar y algo falla en esa comunión entre software y hardware.

Maze Alpha

Lo que no se ralentiza ni ha fallado durante el análisis es el lector de huellas, que por cierto es táctil, es decir, que no hace falta hacer clic para desbloquear el móvil. No es el más rápido que he probado, pero cumple con su función y rara vez tiene problemas para detectar la huella. Además, permite activar distintas acciones cuando damos un toque sobre su superficie.

Con un toque suave volvemos a la pantalla anterior o, si estamos escuchando música o viendo vídeos, este gesto actúa como un play/pause. Si mantenemos pulsado volvemos a la pantalla de inicio, pero aquí acaban sus funciones. Ya que se ponen, lo ideal habría sido tener otros gestos que completen la experiencia (abrir recientes) para así** poder ocultar la barra de navegación** de Android como hace Motorola.

Como decíamos, el marco inferior del Maze Alpha es bastante ancho, demasiado, y si a eso le sumamos la barra de navegación que aparece al entrar en aplicaciones, el margen se amplía todavía más, haciendo que los dos centímetros se amplíen a casi tres.

4.000 miliamperios no lucen con seis pulgadas

Maze Alpha

Que el Maze Alpha es un móvil grande es algo que queda claro nada más sacarlo de la caja. Pero aunque el tamaño pueda resultar excesivo, lo habitual en terminales de su tamaño es que escondan una batería muy por encima de la media. La del Maze Alpha tiene 4.000 mAh, una cifra que a priori parece algo ajustada para un móvil con panel de 6 pulgadas, una sospecha que se ha confirmado en la práctica, aunque claro está que todo depende del uso que le demos al terminal.

4.000 mAh son una cifra bastante elevada, pero cuando hay que alimentar una pantalla de seis pulgadas se quedan algo justos.

Si pasamos mucho tiempo fuera, tirando de redes móviles y le damos un uso más intenso (GPS, cámara, redes sociales, juegos, etc) llegar al final del día es posible, aunque hacia última hora de la tarde ya iremos más justos de carga. Por el contrario, si estamos más tiempo usando redes WiFi, la carga puede estirarse hasta los dos días, pero requiere de un uso mucho más esporádico.

Maze Alpha Autonomia

Como siempre, le hicimos la prueba de batería de PCMark, donde consiguió una duración de casi siete horas de pantalla con el brillo configurado al 50%. No es una mala cifra, pero tampoco es precisamente destacable sobre todo teniendo en cuenta que es un terminal en el que había espacio para integrar una pila más capaz.

Sobre la carga, tenemos un puerto USC-C en la parte inferior con carga rápida. En total, el proceso se extiende algo por encima de las dos horas. De nuevo, cifras aceptables pero no destacables.

Sonido: la asignatura pendiente

Maze Alpha

El audio es un punto delicado de estos diseños de marcos reducidos, especialmente por el auricular. Aquí Maze integra el auricular sobre la pantalla, en una pequeña ranura entre el cristal y el marco metálico, una solución que Xiaomi no intentó con el Mi Mix, terminal en el que el sonido llega a través de su sistema piezoeléctrico que vibra y transmite el sonido al oído, y de paso hace que se escuche también por el lado opuesto.

Maze coloca el auricular en una pequeña ranura entre el marco y la pantalla. Se escucha bien, pero es fácil mover el móvil y que dejemos de escuchar a nuestro interlocutor. En cuanto al altavoz inferior, mejor usarlo lo justo.

Como decía, en el Maze Alpha tenemos una ranura con un altavoz y el sonido está dirigido de forma más concentrada, el problema es que es tan pequeña que es fácil que movamos el móvil ligeramente durante una llamada y dejemos de escuchar a nuestro interlocutor. El nivel de volumen y claridad del sonido son correctos, siempre y cuando coloques el altavoz justo en el oído.

En cuanto al altavoz, éste se sitúa en la parte inferior del chasis, justo a la derecha del USB-C, aunque Maze coloca una rejilla igual al otro lado para que el diseño quede más equilibrado. El sonido en este caso es muy mejorable y resulta estridente en los volúmenes más altos. Lo mejor es usar unos auriculares, que por cierto no vienen incluidos en la caja.

Cámaras: dos no siempre es mejor que uno

Maze Alpha

Aunque este Maze Alpha se inspira claramente en el Mi Mix, la firma china también se inspira en las últimas tendencias y monta una cámara doble en la parte trasera. Concretamente tenemos un combo de 13 y 5 megapíxeles bajo lentes de apertura f/2.2, enfoque automático y estabilizador digital.

¿Y qué ofrece esta combinación doble de cámaras? Aquí Maze hace un pequeño batiburrillo y nos ofrece las funciones habituales que encontramos en cámaras duales. Tenemos la opción de disparar en blanco y negro, podemos hacer zoom de dos aumentos y también hay modo desenfoque, aunque rápidamente me di cuenta de que no todo era tan bonito como parecía.

Maze incluye cámara dual que ofrece zoom de dos aumentos, modo blanco y negro y desenfoque, aunque en la práctica no todo es tan bonito.

En primer lugar, los resultados con luz abundante son mejorables en muchos casos, especialmente si hay movimientos en la toma. El nivel de detalle es correcto al ver el plano general, pero en cuanto ampliamos se nota un efecto 'sharpening' demasiado marcado que estropea el detalle.

Maze Alpha fotos Incluso con iluminación abundante se aprecian debilidades en el detalle y el balance de blancos.

En los recortes se puede apreciar ese efecto de máscara de enfoque pasado de vueltas, tanto en el primer plano como también en las zonas más alejadas, donde además se empieza a ver un ligero ruido que no debería aparecer en escenas a pleno sol como esta. Por otro lado, el balance de blancos es bastante errático y suele devolvernos tonos lavados y en ocasiones hasta dominantes de color muy marcadas.

Maze Alpha Fotos Al ampliar vemos que el detalle es bastante mejorable, especialmente en el fondo.

Otro ejemplo con algo menos de luz en el que se vuelve a apreciar ese enfoque tan marcado y un procesado muy mejorable. El fondo es el que sale peor parado y vuelve a mostrarnos ruido, aunque eso sí, sólo se aprecia al ampliar.

En general la cámara suele conseguir fotos aceptables pero al sacar la lupa hay puntos débiles bastante claros. Pero no es esto lo que empaña la experiencia de uso, como decía antes, la aplicación de la cámara es la única con personalización y su funcionamiento no es el mejor. En bastantes ocasiones tarda en enfocar el sujeto y hay veces que, aunque creamos haber enfocado la foto correctamente, conseguimos una imagen movida. Si además elegimos un modo de disparo como el HDR o el modo Blur, el disparo todavía tarda más y es más fácil que la foto salga desenfocada.

Maze Alpha Fotos Sin HDR vs con HDR.

Hablando de HDR, el terminal cuenta con esta opción pero no permite ajustarla de forma automática, sino que hay que seleccionarla cada vez. Además, su ubicación en la app de la cámara es algo incómoda ya que hay que pulsar el botón de menú y después seleccionarla.

Sobre los resultados, en la imagen superior se puede ver un ejemplo de lo que hace el HDR en una escena con bastante contraste. Aunque salva las zonas más oscuras, quema todavía más las zonas de luz. Además, en este caso no se aprecia mucho pero también suele redibujar mucho los bordes y crear un efecto bastante artificial.

Maze Alpha Fotos Modo normal vs zoom 2x.

Otra de las funciones que integra la app de la cámara es el zoom de dos aumentos. La forma de hacer zoom es muy parecida a la del iPhone 7 Plus; con un toque pasamos a dos aumentos y si deslizamos nos permite elegir la focal que queramos. Sin embargo, en los resultados no se parece tanto.

Maze Alpha Fotos Al hacer zoom el detalle sale muy perjudicado, lo que indica que no es un zoom óptico.

El zoom del Maze Alpha no es óptico, y así lo evidencia la pérdida de detalle al ampliar la imagen. El efecto 'sharpening' se acentúa todavía más y genera ese grano tan marcado que estropea la imagen al ampliar.

Como decía, el zoom puede resultar práctico en algunas situaciones, siempre sabiendo que al ampliar nos vamos a encontrar con estos problemas. Lo que sí que hay que evitar a toda costa es el modo 'Blur'.

Maze Alpha Fotos El modo Blur es simplemente un filtro que mantiene enfocado el centro de la imagen y desenfoca el resto.

No contentos con simular ese zoom, en Maze también han querido entrar en la carrera del desenfoque, sin duda una de las funciones más populares de las tan de moda cámaras dobles, pero aquí nada tiene que ver con los modos retrato que conocemos por otros gama alta. Lo que hace el modo Blur del Maze Alpha es aplicar un filtro que desenfoca la imagen y mantiene enfocado el centro.

El resultado es bastante penoso si lo comparamos con un modo retrato, aunque al menos nos permite elegir la intensidad del desenfoque y el área central que aparecerá enfocada. Algo es algo.

Maze Alpha Selfies Modo belleza nivel medio vs nivel máximo.

Por su parte, la cámara delantera está situada en la esquina inferior derecha y, como en el Mi Mix, para poder usarla correctamente cada vez hay que darle la vuelta al móvil. La calidad es bastante limitada, con un rango dinámico muy justo y tendencia a los desenfoques.

Los modos de disparo de la cámara delantera incluyen normal, blanco y negro y el inevitable modo belleza. Aquí Maze apuesta por suavizar la piel, pero como siempre mucho ojo con subirlo demasiado o se crea un efecto de halo que no queda nada bien, además de que alisa la piel hasta dejar la cara prácticamente plana.

Sobre los vídeos, consigue tomas aceptables con luz abundante, pero tiene debilidades, especialmente en cuanto a la estabilización y el sonido. El micro no da buen resultado si hay ruido de fondo o viento, pero además si recibimos una notificación el sonido se cuela a un volumen excesivamente alto. A continuación adjuntamos pruebas tanto en foto como en vídeo.

Maze Alpha, la opinión y nota de Xataka Android

Maze Alpha

Está más que claro que la premisa del Maze Alpha es ser una alternativa low cost al Xiaomi Mi Mix, y lo cierto es que cumple con su cometido, siempre que tengamos claro que eso de 'low cost' conlleva unos sacrificios.

El diseño, aunque mejorable, es sin duda la cualidad más destacada del Maze Alpha, y es que aunque no sea tan compacto o ligero como el móvil en el que se inspira, se acerca bastante a la idea de 'sin marcos' que intenta emular. Además, su enorme pantalla de seis pulgadas ofrece buena calidad y ofrece una buena experiencia visual al jugar o ver vídeos.

El diseño y la pantalla son sin duda los puntos fuertes del Maze Alpha, un móvil que se acerca bastante a la idea de 'sin marcos' pero por un precio mucho más ajustado, pero eso de 'low cost' conlleva sacrificios.

Pero no es oro todo lo que reluce y, como decía, hay sacrificios que no lo hacen un móvil apto si eres exigente. A pesar de contar con Android (casi) puro, el lag y los cierres inesperados no tardan en aparecer cuando le damos un uso más intensivo, y su cámara deja bastante que desear, especialmente en funciones como el zoom o el modo desenfoque, un quiero y no puedo que no era en absoluto necesario. Aquí, quizás hubiera sido mejor centrarse en ofrecer una única cámara que ofreciera buena calidad en lugar de intentar falsear las funciones de la competencia.

Por menos de 160 euros, el Maze Alpha es sin duda un terminal económico para lo que ofrece, pero si esperas obtener la experiencia de un Xiaomi Mi Mix o la de otros 'sin marcos' destacados del escaparate, lo mejor será que ahorres un poco más.

7

Diseño7,5
Pantalla8
Rendimiento7
Software6,5
Cámara6,5
Autonomía6,5

A favor

  • Pantalla amplia y nítida.
  • Diseño llamativo y con buenos acabados.
  • Almacenamiento amplio.
  • Precio muy ajustado para lo que ofrece.

En contra

  • El marco inferior es excesivamente ancho.
  • Software algo inestable a pesar de no tener personalización.
  • Cámaras de baja calidad.
  • Autonomía ajustada para 4.000 mAh.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir