Compartir
Publicidad
Android, décimo aniversario: diez éxitos y diez fracasos de la plataforma móvil de Google
Sistema operativo

Android, décimo aniversario: diez éxitos y diez fracasos de la plataforma móvil de Google

Publicidad
Publicidad

Diez años dan para mucho, y ahora que se cumple el décimo Aniversario de la primera versión estable del sistema operativo de Google (Android 1.0), es un buen momento para recordar algunas innovaciones y fracasos que han marcado la historia de esta plataforma móvil.

Como cualquier sistema operativo, a lo largo de sus diferentes versiones, Android ha ido implementando mejoras e innovaciones que en unos casos han tenido una buena acogida y en otros... no tanto. Aunque seguro que recuerdas la mayoría de ellas, vamos a repasar algunas luces y sombras que ha tenido la plataforma móvil de Google a lo largo de sus diez años de vida.

Actualización 22/10: Parece que Android tiene varios cumpleaños... El artículo original fue publicado el día 23 de septiembre de 2018, cuando se cumplieron diez años del anuncio de la plataforma. Sin embargo, Google celebra el aniversario el 22 de octubre, fecha en la que se puso a la venta el HTC Dream.

Grandes éxitos de Android

1) Democratización del smartphone

Smartphone Para Todos

Cuando Android llegó al mercado, la palabra "smartphone" sonaba rara para mucha gente. El iPhone, sin ir más lejos, estaba reservado a un público geek que, además, tuviera un presupuesto holgado. Google decidió entonces apostar por la usabilidad, la libertad y la comunidad, dejando a un lado esas restricciones y esa exclusividad que caracterizaban (y caracterizan) a Apple.

El smartphone comenzaba a ser algo para todo y para todos, con un funcionamiento sencillo, un gran volumen de desarrolladores que trabajaban por y para Android, y una enorme diversidad de terminales procedentes de muchas marcas y destinados a todos los bolsillos. Todo ello, junto a sus amplias posibilidades de personalización (incluso con apps de terceros) nos lleva a nuestro siguiente punto: Android logró que su cuota de mercado subiera como la espuma.

2) Cuota de mercado

Cuota Mercado

A finales de 2016, un estudio de StatCounter reflejó cómo, por primera vez, el uso de Internet desde tablets y móviles superaba al de escritorio. Unos meses después, en marzo de 2017, la propia StatCounter emitía un informe sobre la cuota de mercado de sistemas operativos en todo el mundo: Android sobrepasaba a Windows en apenas un 0,2%, convirtiéndose en el SO más usado del planeta.

Como plataforma móvil se ha impuesto con fuerza frente a otros sistemas operativos como iOS y Windows Phone hasta tal punto que, actualmente, aproximadamente el 90% de todas las tablets y smartphones en funcionamiento utilizan Android, es decir, nueve de cada diez llevan el SO de Google.

3) Crecimiento de Google Play

Google Play

Google Play (anteriormente Android Market) es la plataforma de distribución digital de aplicaciones móviles para los dispositivos con sistema operativo Android. A diferencia de Apple, cuya política de admisión de apps es muy restrictiva, Google Play no hace tantas excepciones y las acepta todas, propias o de desarrolladores, gracias a su herramienta Android SDK.

En julio de 2013, se anunció que Google Play había sobrepasado un millón de aplicaciones publicadas y se habían registrado más de 50 mil millones de descargas. **Actualmente, la tienda de aplicaciones de Google es la que mayor número de apps ofrece. Según datos de septiembre de 2018 obtenidos por App Brain, hay disponibles en torno a 2.800.000 aplicaciones.

4) Mejoras relativas a la seguridad

Google Play Protect

Con Android Lollipop 5.1, en marzo de 2015, llegó por primera vez la protección antirobo tras reinicio de fábrica (debías iniciar sesión con la cuenta de Google). Hoy en día, Google Play Protect analiza tu móvil de forma automática durante todo el día para mantener seguros tu dispositivo, tus apps y tus datos.

El sistema de navegación segura de Chrome, el análisis exhaustivo de miles de millones de apps en Google Play y, por supuesto, la posibilidad de encontrar tu dispositivo si lo pierdes o de bloquearlo de manera remota, son otras de las ventajas de Google Play Protect.

Solo en 2017, el año en el que Google se puso firme contra el malware lanzado su antivirus Google Play Protect, la tasa de instalación de malware de fuera de Google Play descendió más del 60% y un 30% más de dispositivos Android recibieron parches de seguridad en comparación con 2016.

5) Actualizaciones OTA

Actualizacion Android

Android 1 recibió solo una actualización, la versión 1.1, que llegó en febrero de 2009 con una buena lista de correcciones de errores. Nada revolucionario más allá de la actualización en sí, Over-The-Air, que por aquel entonces ningún otro sistema operativo móvil era capaz de hacer (salvo Danger OS, que fue el que introdujo la innovación).

La OTA o actualización Over-The-Air (por el aire, sin cables) es la forma más sencilla de actualizar un móvil o tablet. Llega en forma de aviso al dispositivo, y solo hace falta aceptar su instalación para que el proceso se realice sin más complicaciones y en pocos pasos. Eso sí, es imprescindible estar conectado a una red WiFi antes de descargar la OTA y mantener el dispositivo con suficiente carga o enchufado a la corriente.

6) Programa Nexus

Google Nexus One

Mientras Android Eclair iba recibiendo sus actualizaciones posteriores (una en diciembre de 2009 y otra en enero de 2010), los fabricantes estaban cada vez más entusiasmados en añadir su capa de personalización. En ese contexto nacía el programa Nexus: Android tal y como Google lo había concebido, materializado por primera vez en el Nexus One (fabricado por HTC).

Los dispositivos de la serie Nexus no tenían modificaciones realizadas por el operador de telefonía ni por los fabricantes, y además incluían un gestor de inicio no bloqueado para permitir un mayor desarrollo y personalización. También eran los primeros dispositivos Android en recibir actualizaciones del sistema operativo.

Después del Nexus One, vendrían otros modelos (teléfonos y tablets) en colaboración con otros fabricantes (como Samsung o Motorola, por ejemplo) hasta que en septiembre de 2015 fueron presentados los últimos Nexus, los 5X y 6P, fabricados por LG y Huawei respectivamente. En octubre de 2016, Google sustituyó la gama Nexus por Pixel con el lanzamiento de los Google Pixel y Google Pixel XL.

7) Android One

BQ Android One

Android One se anunció en junio de 2014 como una versión de Android "limpia", sin capas de terceros, con actualizaciones aseguradas por parte de Google durante al menos dos años y orientada a terminales de gama de entrada en países emergentes. Se trataba, por tanto, de una plataforma para dar vida a teléfonos asequibles en un grupo selecto de regiones.

Sin embargo, en 2015, Android One aterrizó en nuestro país de la mano de BQ y su Aquaris A4.5 4G. Con ello, Google lograba que los terminales Android en España estuvieran más al día en cuanto a software, BQ se quitaba de encima el problema de las actualizaciones y los usuarios de BQ, que apenas tenían personalizaciones Android, recibían una mejor experiencia a un menor precio.

Ahora, asistimos a una auténtica fiebre de teléfonos con Android One y son pocos los fabricantes que están desaprovechando la versión pura del sistema operativo de Google. Uno de los últimos en hacerlo ha sido LG, que ha lanzado su nuevo LG G7 One hace menos de un mes.

8) Soporte para NFC

Google Nexus S

Android Gingerbread fue presentado el 6 de diciembre de 2010 junto con el teléfono Nexus S, el primer dispositivo con Android en soportar NFC (Near Field Communication) tanto a nivel de hardware como software. Por aquel entonces, el Nokia C7 ya tenía un chip NFC pero no lo utilizaba.

Esta tecnología trajo consigo un gran número de ventajas, como el intercambio de datos de forma inalámbrica, el acceso a lugares donde se precisa una identificación acercando nuestro teléfono móvil, la sincronización instantánea de dos dispositivos y, cómo no, el pago directo usando el smartphone como monedero virtual.

9) Desbloqueo facial

Ice Cream Sandwich incluyó el desbloqueo facial Face Unlock, oficialmente seis años antes que Face ID. De esa forma, para proteger el terminal, podías optar por el sistema de clave numérica, el de la figura y el del reconocimiento facial.

Aunque Face Unlock no funcionó bien en sus inicios y engañarlo era tan fácil como mostrarle una foto (de hecho, podría figurar por ello en la lista de fracasos), sí que supuso el primer paso para una nueva forma de desbloqueo que hoy en día está cada vez más extendida entre los móviles de gama media y alta.

10) Adiós a los navegadores GPS

Antes, para obtener una navegación por GPS fiable tenías que gastar dinero sí o sí: bien comprando un navegador GPS (tipo TomTom) o bien usando una app de pago. Sin embargo, en 2009, Google anunció Google Maps Navigation, gratis y con instrucciones giro-por-giro (turn-by-turn). Después, otros fabricantes como Nokia también lanzaron sus propias alternativas.

Actualmente, Google Maps se ha convertido en una aplicación imprescindible para millones de personas en todo el mundo, incluso para muchos usuarios de iOS, ya que la aplicación Mapas de Apple presentó muchísimos errores al principio y no termina de ser todo lo fiable que debería.

Grandes fracasos de Android

1) La fragmentación

Fragmentacion Android 02

Aunque no es una plataforma completamente abierta -o no en el sentido estricto de la palabra-, Android ofrece todo tipo de opciones a los fabricantes y desarrolladores. Pero esa libertad tiene su precio. Google no tiene el control total sobre la plataforma, especialmente si hablamos de las actualizaciones y parches, que primero tienen que pasar por los fabricantes de los dispositivos y las operadoras para verificar que esos cambios no afectan al rendimiento de sus dispositivos.

Google ofrece actualizaciones con cierta frecuencia en sus Nexus, pero los fabricantes suelen tardar bastante más en adoptar esos cambios. La llegada de las nuevas ediciones de Android es un testimonio del problema: casi un año después de la aparición de cada versión, el porcentaje de dispositivos basados en ella suele ser muy discreto.

La coexistencia de diversas versiones del sistema operativo sigue complicando la vida a ambas comunidades: a los desarrolladores les hace tener que evaluar su desarrollo en distintas ediciones, y a los usuarios les impide disfrutar de lo último de lo último sin que las operadoras y/o los fabricantes ofrezcan dicha posibilidad.

2) Lollipop y el adiós al root

Android Lollipop

Con la llegada de la última versión de Android 5.0 Lollipop Preview, LPX13D, la comunidad de usuarios avanzados en Android se puso en pie de guerra al darse cuenta de que el root (y por tanto, la libertad que caracterizaba al sistema operativo) pasaba a estar en peligro por culpa de Android Lollipop.

Google había reforzado Android con herramientas como SELinux y eso había provocado que todos los servicios empezaran a funcionar en su propio contexto de SELinux (en lugar de hacerlo en init). Para hacer el root posible era obligatorio utilizar un Kernel personalizado, pero teniendo el bootloader cerrado (y sin posibilidades de abrirlo), era imposible instalar el Kernel.

Con ello, la decisión de rootear o no nuestro terminal terminó siendo de los fabricantes, ya que eran ellos quienes elegían si bloquear o no el bootloader. No obstante, se trata de una medida que Google tomó en aras de la seguridad, así que muchos usuarios no lo ven como algo negativo, sino como algo necesario.

3) Adaptación a las tablets

Tablet Android

Cuando Apple lanzó el iPad el 27 de enero de 2010, lo hizo optimizando iOS para esta nueva clase de dispositivo. Y no solo eso, sino que también ofreció de manera gratuita el kit de desarrollo de software (SDK) para que los desarrolladores pudieran programar (o adaptar) sus propias aplicaciones al iPad.

En el caso del sistema operativo de Google no sucedió igual: las tablets Android usaban el mismo sistema operativo que los teléfonos, pero sin adaptarlo. Eso se traducía en un diseño que dejaba mucho que desear, una gran cantidad de aplicaciones que no tenían el formato correcto y una falta total de valores añadidos específicos para la tablet.

Aunque muchos fabricantes se apuntaron a la moda de los tablets, Google no hizo grandes esfuerzos para que estos dispositivos fuesen atractivos, tuvo buenas intenciones y el ejemplo más claro de ello es Honeycomb pero con el tiempo se fueron perdiendo. Incluso hoy en día la experiencia no llega al nivel del iPad, en parte, también, por el desinterés de las mayoría de fabricantes en este tipo de dispositivo.

4) Android Go

Android Go

Cuando Google lanzó el programa Android Go, lo hizo con la promesa de ofrecer garantías de calidad para los smartphones más económicos, tanto a nivel de rendimiento como de funcionamiento de sus aplicaciones más utilizadas (de las que creó una versión Go).

Android Oreo (Go Edition) venía con una serie de servicios más ligeros y adaptados para funcionar en dispositivos con 512MB o 1GB de memoria RAM. Estaba destinado, por tanto, a aquellos mercados emergentes en los que la mayoría no puede acceder a una conectividad ilimitada ni tampoco se pueden permitir comprar dispositivos muy avanzados.

Sin embargo, a pesar de esas ventajas, la llegada de Android Go puso de manifiesto un desequilibrio entre un software que avanza a pasos agigantados y un hardware que se queda atrás. Y no solo eso, sino que muchos fabricantes han aprovechado la ocasión para lanzar al mercado teléfonos más propios de 2013 que de 2018.

5) Capas de personalización

Capas Software

Está claro que la gran diversidad de terminales que existen en Android es uno de los mayores éxitos de la plataforma. Sin embargo, Google es demasiado permisivo con los fabricantes a la hora de que estos impongan sus propias capas de personalización.

Al principio, esas capas surgieron con la intención de incorporar lo que Google no era capaz de solventar con las versiones puras de Android. Pero pronto se convirtieron en una herramienta perfecta para diferenciar cada producto de la competencia y así atraer al consumidor.

Aunque hay excepciones que gustan mucho a la comunidad de usuarios, algunos fabricantes siguen poniendo capas de software que lastran el rendimiento del sistema e imponiendo en ellas sus propias aplicaciones (bloatware). Algunas de esas personalizaciones han “rehecho” el sistema casi completamente, adaptándolo a lo que cada fabricante quería y alejándolo de la experiencia que nos ofrece Android puro.

6) Multa histórica

Fue en abril de 2015 cuando la Comisión Europea abrió formalmente la investigación al considerar que Google impone a los fabricantes preinstalar aplicaciones propiedad de la compañía, Google Search y Chrome, en los teléfonos con este sistema operativo.

El pasado mes de julio, Bruselas hacía pública su sanción más contundente al gigante tecnológico estadounidense, 4.340 millones de euros, por el abuso de posición dominante que ejerce, según su consideración, a través Android.

7) Falta de privacidad

Google Lupa

El modelo de negocio de Google está centrado casi totalmente en la publicidad, y para servirnos publicidad relevante para nosotros, debe conocernos mejor. Ahí es donde aparece la conocida y criticada ambición de Google por recolectar más y más datos sobre nosotros, incluyendo nuestra ubicación.

Y no solo lo hace a través de sus propios productos. Los smartphones, tablets y demás dispositivos Android de Samsung, LG, Xiaomi, Sony, Acer o tantas otras se han convertido en un vehículo más para lograr ese objetivo.

Ello ha provocado que, desde hace tiempo y especialmente tras su batalla con el FBI, Apple se haya convertido en adalid de la privacidad, mientras que aquellas empresas que dependen de Android se vean arrastradas por los efectos colaterales de la codicia de información de Google (y la suya propia).

8) Android Wear

Android Wear

Desde que, en 2014, Google presentó su sistema operativo para wearables, Android Wear no ha logrado la aceptación deseada ni por parte de los usuarios ni de los fabricantes y desarrolladores. Y eso que al principio muchos lo vieron como una apuesta muy prometedora.

La dependencia casi absoluta del smartphone, las limitaciones en prestaciones y batería, unas propuestas que no eran precisamente atractivas y un sistema operativo, Android Wear, mucho más cerrado que Android (que da plena libertad a los fabricantes para meter sus capas), hicieron que la plataforma para wearables de Google fuera perdiendo relevancia y participación con el paso del tiempo.

El pasado mes de marzo, Android Wear sufrió una completa remodelación y pasó a denominarse Wear OS en un intento por reimpulsar la plataforma móvil de Google y reanimarla en el sector a medio y largo plazo. Veremos si es suficiente, de momento Apple sigue ganando terreno con un Apple Watch que ya está a años luz y Samsung sigue integrando su propio sistema operativo (Tizen) en sus propuestas.

9) Bajo control de calidad en Google Play

Google Play Basura

Si hemos incluido Google Play en el listado de éxitos, no ha sido precisamente por la calidad de su catálogo, sino por la cantidad de aplicaciones que pone a disposición de los usuarios y las facilidades que otorga a los desarrolladores. Pero hay un detalle que no podemos pasar por alto: la tienda de Google tiene más basura que la de Apple y la operación de limpieza de Google Play que llevamos años esperando todavía no ha llegado.

Aunque Google ha aumentado su control, seguimos encontrando en Google Play aplicaciones duplicadas, de mala calidad, engañosas, abandonadas por sus desarrolladores e incluso dañinas, eso por no hablar del contenido inapropiado, de las falsas valoraciones y del exceso de publicidad en las versiones gratuitas.

10) El malware

Malware

Desde sus inicios, Android se convirtió en un foco para atraer malware a los dispositivos móviles. Poco a poco, Google fue mejorando en este aspecto para permitir menos aplicaciones maliciosas y avisar más a los usuarios de los peligros que entrañan a través de los permisos que requieren las apps cuando las instalamos. Pero eso no fue suficiente.

A principios de año, sin ir más lejos, Kaspersky alertó de la existancia del malware de espionaje Skygofree, y hace tres años, en el verano de 2015, se detectó una vulnerabilidad que pudo haber infectado e inutilizado al 95% de todos los dispositivos. La señal de alarma la dieron en Zimperium y Google no tardó en admitir que efectivamente tenían un grave problema que afectaba a todas sus versiones de Android.

Dicha vulnerabilidad se denominó Stagefright y permitía que, sin que el usuario tuviera que hacer nada, el terminal podía quedar en manos de un tercero que hubiera incluido código malicioso en un vídeo que podía llegar por múltiples vías, especialmente mensajería instantánea.

Skygofree y Stagefright son solo dos ejemplos de una larga lista de malware que, sin embargo, también ha tenido una parte positiva porque ha hecho que tanto Google como los fabricantes tomaran conciencia y se pusieran a trabajar para lanzar más frecuentemente parches y actualizaciones de seguridad.




Seguro que después de haber leído los dos listados, se te ocurren muchos más éxitos y fracasos atribuibles a la plataforma móvil de Google (incluso puede que algunos importantes que no hemos reflejado aquí). Si es así, no dudes en dejárnoslos en los comentarios. Que ya sabes, diez años de Android dan para mucho... en lo malo y en lo bueno.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio