Por qué Android Auto se actualiza continuamente sin que se vean cambios: así funcionan sus actualizaciones
Sistema operativo

Por qué Android Auto se actualiza continuamente sin que se vean cambios: así funcionan sus actualizaciones

Con un parque de automóviles tan variado y concurrido como el de los móviles, Google mantiene la herramienta que une ambos mundos en constante evolución. Al menos en cuestión de actualizaciones: Android Auto suele sumar nuevas versiones casi cada mes. Pero ¿por qué actualizar tanto una interfaz de usuario que, por lo general, no ofrece mejoras visibles para dicho usuario? Porque las novedades están bajo el capó (guiño, guiño).

Solemos hacernos eco de todas las actualizaciones de Android Auto porque es de vital importancia que este software se renueve: dado que mantiene alejadas las distracciones, interactuar con el móvil al volante resulta mucho mas seguro utilizando sistemas adaptados al coche. Bajo nuestra experiencia, resulta recomendable actualizar lo más pronto posible la aplicación móvil; a pesar de que quizá no traiga mejoras visibles.

La seguridad vial en juego

Android Auto Coolwalk

Un sistema operativo de infoentretenimiento o "infotaintment" debe ser de ayuda para conducir al tiempo que aleja el cansancio del conductor con programas y música que le permitan abstraerse. Todo evitando al máximo las distracciones: para ello se utiliza la pantalla del vehículo y, algo importante, los mandos de control del volante.

Si el sistema llegase a fallar colgándose la pantalla esto provocaría una distracción que podría desembocar en accidente. Para evitarlo, Google mantiene un proceso de actualizaciones sobre Android Auto que no sólo es muy marcado, también progresivo. Y constante.

Android Auto es una aplicación para el teléfono que proyecta la imagen y la interfaz táctil en la consola del vehículo. En sí, esa pantalla del coche es "tonta" ya que no puede funcionar por sí misma (mientras el coche no incluya Android Automotive, una versión independiente del móvil). Por tanto, siempre que Android Auto se actualiza sólo lo hace la app del smartphone, no el coche.

Las actualizaciones de Android Auto sólo se realizan sobre la app del teléfono: el coche no se actualiza

Google mantiene un plan de actualizaciones muy movido: la distancia entre versiones estables no está llegando ni al mes. Este plan se realiza en dos fases:

  • Android Auto beta. Es el mecanismo de pruebas mediante el cual se van corrigiendo errores, probando las novedades y afianzando la estabilidad. Google abre una nueva versión beta justo tras lanzar la versión estable anterior. Sus actualizaciones son casi diarias y el grupo de pruebas está cerrado: la única manera de acceder a las betas es descargando el APK.
  • Android Auto estable. Google libera una versión estable aproximadamente cada mes y siempre tras haber probado intensamente la beta de esa misma versión. Cualquiera con un móvil igual o superior a Android 8 puede descargarlo desde Google Play Store.

Pese a que las actualizaciones son constantes, esto no significa que Android Auto renueve su cara con la misma frecuencia. De hecho, apenas ha cambiado su interfaz en los últimos dos años; sin que Google haya incluido una gran cantidad de novedades visibles. Como decíamos al inicio, la finalidad de mantener vivo el desarrollo es corregir errores del sistema, compatibilidad con los teléfonos y con los coches, evitar riesgos de seguridad al volante y garantizar al máximo la estabilidad de la conexión, de la proyección y de la interacción. Cero distracciones, éste es el objetivo.

Los principales cambios van en el código

Coolwalk
Android Auto Coolwalk

Android Auto tiene pendiente activar su nuevo aspecto, el denominado como Coolwalk. Google confirmó recientemente que estaba de camino, pero la nueva interfaz sigue sin aparecer por más que la aplicación se haya actualizado. Eso sí, sólo lo parece por fuera.

Llevamos un tiempo analizando la base de datos de Android Auto (se encuentra localizada en el código de los Servicios de Google Play) y con cada salto de versión suelen aparecer funciones nuevas, otras que cambian de nombre y, como es lógico, opciones que desaparecen. Estos cambios, a veces sutiles y otras de gran calado, sólo pueden activarse a nivel de desarrollo; por lo que resulta muy complicado probar cómo evolucionará Android Auto desde sus ajustes internos.

Coolwalk Vertical Android Auto
Base de datos de Android Auto con la activación mediante booleanos de uno de los últimos cambios: Coolwalk en vertical

Con el salto entre versiones Google ha ido puliendo aspectos como la mencionada interfaz Coolwalk, incluso aunque no puedan verse en funcionamiento. Y las actualizaciones son importantes porque así Google se asegura de que, cuando active las funciones en pruebas a todos los usuarios y desde sus servidores, éstas se verán igual en todos los coches, también funcionarán de la forma esperada. Dado que es obligatorio actualizar (Android Auto deja de funcionar si el software está desfasado), de esta manera se minimizan los fallos.

El desarrollo de Android Auto es uno de los pilares para Google. Porque implica a los gigantes automovilísticos, porque también atañe a los socios de Google en el terreno móvil y, un detalle importante, porque Auto aporta una notable cantidad de datos de usuario a los servidores. Quizá como usuarios no veamos cambios a pesar de que Android Auto se actualice cada mes, pero en realidad sí que los hay. Y muchos.

Temas
Inicio