Compartir
Publicidad
13 novedades que nos gustaría ver en Android P
Sistema operativo

13 novedades que nos gustaría ver en Android P

Publicidad
Publicidad

Android P está a la vuelta de la esquina, aunque por ahora no sabemos mucho de qué nos espera en la próxima actualización mayor del sistema operativo. Se oyen voces de cambios en el diseño pero por ahora no podemos salvo conjeturar e imaginar. Y eso es justamente lo que vamos a hacer.

Como si fuera una tardía carta a los reyes magos, hoy recopilamos 13 novedades que nos gustaría ver en Android P. ¿Cuántas acabarán siendo una realidad y cuántas se perderán en el olvido para siempre? Lo sabremos pronto.

Copia de seguridad de verdad

Ss

Es hora de decirlo alto y claro: los sistemas de copia de seguridad en Android son bastante malos. Han mejorado, sí, pero siguen siendo subpar cuando la comparamos con la omnipotente copia de seguridad de iTunes en iOS. Llevo años intentando hacer copias de seguridad en mis móviles y restaurándolas más tarde, y nunca han funcionado bien.

La copia de seguridad de Android es irregular, inconsistente y apenas te da información de cómo funciona o cuándo. Cuando inicias un nuevo dispositivo, quizá te aparezca... o quizá no. A saber. Y en cualquier caso, se suele limitar a descargar algunas aplicaciones de Google Play y ya está.

Cuando Android está a punto de cumplir 10 años, va llegando la hora de que sea posible de forma nativa hacer una copia de seguridad de un teléfono y pasarla a otro teléfono, manteniendo aplicaciones, configuraciones y datos intactos. Es difícil, pero no imposible.

Mejor aprovechamiento de las tarjetas SD

Sd

Durante un tiempo las tarjetas SD fueron el no-va-más en Android (recuerda la fiebre del "mover a la SD") para después pasar a ser almacenamiento de tercera clase. Hoy en día estamos a medio camino, y Google nos trajo el Adoptable Storage, un sistema para usar la tarjeta de memoria como almacenamiento interno.

Hay un problema: casi nadie está activando Adoptable Storage en los móviles, de modo que por mucha tarjeta SD que le metas, al final solo te sirve para guardar fotos y música y poco más. Y eso si la aplicación de turno te deja, pues con frecuencia va a la memoria interna y punto (sí, te estoy mirando a ti, WhatsApp).

Es cierto que las tarjetas microSD son (normalmente) más lentas que el almacenamiento interno, pero este almacenamiento externo lleva años desaprovechándose para frustración de quienes van muy justos de espacio en su móvil, que son muchos.

Modo PC

Project Linda

Android Nougat y Oreo nos han traído mejoras relacionadas con el modo multiventana que acercan Android al formato de escritorio, y Samsung tiene su DEX, que viene a transformar un Samsung Galaxy S8 en una especie de PC, ¿por qué no crear un modo PC nativo antes de que cada fabricante termine haciendo su propia versión?

Las pantallas de los móviles son cada vez más grandes, pero a partir de cierto punto ya no pueden crecer más sin destrozar el bolsillo (en sentido literal y figurado). Una alternativa sencilla es conectar el móvil a una pantalla mayor y que el sistema esté preparado para aprovechar mejor el espacio adicional. Más o menos todos los componentes ya están listos, solo hace falta pulir los bordes y encontrar un nombre pegadizo para la función.

Un explorador de archivos decente

Files

A Google no le hace demasiada gracia que andes tocando y moviendo archivos en tu móvil, pero mientras la tecnología avanza y empiezan a pisar el terreno de la productividad, es inevitable que antes o después necesites un buen explorador de archivos. Más aun cuando la mayoría de aplicaciones guardan sus archivos un poco donde les viene en gana (veremos más de esto más adelante).

Android tiene una especie de explorador de archivos tremendamente escondido desde Marshmallow, y recientemente lanzó Files Go, pero ambos parecen solo arañar la superficie de lo que debería ser un explorador de archivos. ¿Si hay Files Go... por qué no hay Files "tal cual"?

Navegación por gestos

Gestos

Nos guste o no, la tendencia es que las pantallas de nuestros móviles van a seguir haciendose cada vez más grandes y por el camino le tendremos que decir adiós al botón inicio y quién sabe si hasta a la barra de navegación. Los gestos de navegación no son nada nuevo, y si llevan tantos años con nosotros será porque hay interés.

Aun con la barra de navegación, moverte por Android implica de varias opciones mecánicas y repetitivas que podrían acelerarse mediante gestos. Realmente, de forma nativa lo único que puedes hacer es bajar la barra de notificaciones. Algunas aplicaciones añaden más gestos, pero están limitadas por el sistema operativo.

Una vuelta de tuerca al modo silencio

Dnd

Cuando llega la noche, ¿silencias tu móvil? Yo y muchas otras personas sí, ya sea manualmente o configurando el modo no molestar, y resulta sorprendente el enorme lío en el que se ha convertido esta tarea en Android de stock. En la tele, pulsas el botón de Silencio y se calla y ya está, pero en Android tienes que lidiar con tres tipos de volumenes, modo no molestar y alarmas.

No es tan difícil. La alarma debe sonar sí o sí (si no quieres, desactívala), y un Ajuste rápido te debería permitir cambiar entre modo Silencio, Vibración o Sonido. Luego, el modo No molestar podría ir aparte y expandirse con respuestas automáticas, modo prioritario o cualquier otro añadido.

Más personalización en la pantalla de bloqueo

Bloqu

Lo que Google da, Google te lo quita: Jelly Bean te permitía añadir widgets a la pantalla de inicio, que desaparecían dos años más tarde con Lollipop. Se acabó la personalización de la pantalla de bloqueo, más allá de elegir una imagen de fondo.

La pantalla de bloqueo en Android tiene oficialmente tres opciones, a pesar de ser una de las pantallas que más veces ves al encender el móvil. Ni siquiera es posible personalizar los accesos directos que aparecen en las esquinas. Lleva sin cambiar prácticamente desde Lollipop, y ya es hora.

Bloqueo de aplicaciones mediante código

Aplock

Hay cientos de aplicaciones en Google Play para bloquear aplicaciones de modo que solo se puedan abrir tras introducir un código, pero hasta que no se integre la función de forma nativa, no dejan de usar "triquiñuelas" fáciles de esquivar.

Una protección mediante código / clave / huella dactilar para aplicaciones o archivos sería algo que agradecerían muchas personas y que algunos fabricantes como Samsung llevan tiempo ofreciendo (la Carpeta segura), pero que no tiene nada parecido en Android de stock.

Modo de una mano

Unamano

Con los móviles cada vez más grandes, se hace especialmente importante el modo de manejo con una mano que incluyen algunas capas de personalización de Samsung, Huawei o Xiaomi. El funcionamiento es simple: la pantalla se reduce de modo que puedas llegar a todos los extremos con una única mano.

Si alguna vez has estado manejando tu móvil con una mano mientras te aferrabas con fuerza al metro o autobus para evitar caerte, sabes lo que cuesta llegar a según qué opciones: si llegas bien a la botonera de abajo, no a la barra de arriba, y viceversa. Android de por sí hasta ahora no ha propuesto ninguna solución para esto, y nos gustaría verlo de serie en Android P.

Mejoras en el Asistente

Asis

Es un secreto a voces que Android P tendrá mejoras en el Asistente de Google, pero ¿serán las que nos interesan? Hasta ahora el Asistente ha despertado tímido interés a nivel global pues sus mejoras con frecuencia se limitan a ciertos mercados y usos muy específicos.

Nosotros no pedimos mucho al Asistente: lo que nos gustaría ver es la posibilidad de elegir una hotword propia y que, de una vez por todas, absorba las funcionalidades que ya tenía Now On Tap. No, Google, no nos hemos olvidado de que con Now on Tap podíamos hacer muchas cosas que el Asistente aun nos deja hacer, como seleccionar texto en pantalla.

Hablando del Asistente, también nos gustaría que Google diera por fin su brazo a torcer y abriera la API de Google Now a todos los desarrolladores. Teniendo en cuenta que están integrándolo igualmente mediante apaños, ¿por qué no dejarles hacerlo de forma controlada?

Mejor recolección de basura

Alma

Tengo que probar un montón de aplicaciones en el día a día, por lo que cada cierto tiempo acostumbro a usar un explorador de archivos para revisar y borrar todo lo que estas aplicaciones han dejado atrás. Y no me gusta lo que veo.

Antes o después Android va a necesitar poner algo de control en estos archivos generados por aplicaciones de terceros, así que por qué no hacerlo cuanto antes. Le dejo los detalles al equipo de ingenieros de Google, pero la idea sería que se separaran archivos que se pueden borrar sin problemas (caché, archivos temporales, etc) de configuraciones y archivos generados que potencialmente quieres preservar (como imágenes tomadas con una aplicación de cámara).

Al desinstalar una aplicación, se borraría la misma y todas las carpetas que haya creado, con la opción de mantener aquellos archivos que te pudieran interesar como fotos, vídeos o configuraciones. Si no, tendremos que seguir recurriendo a aplicaciones mentirosas como Clean Master.

Mejoras en los permisos

Permisos

Los permisos en Android: los amamos y los odiamos a partes iguales, pero innegablemente todavía nos falta mucho que hacer hasta que estemos satisfechos con el resultado. Los permisos en Android no han cambiado prácticamente desde Marshmallow cuando se introdujeron las peticiones en tiempo de ejecución.

Uno de los problemas de cómo funcionan los permisos hoy en día es su nombre esotérico que no siempre nos ayuda, sino que a veces confunden. ¿Qué significa consultar la identidad y el estado del teléfono? ¿y reconocimiento de actividad? ¿enviar emisión permanente?

El usuario realmente solo puede aceptar los principales grupos de permisos y no sus subapartados, mientras que otros permisos se pre-aprueban sin intervención del usuario. Esto está causando un doble daño: sospechamos de aplicaciones cuyos permisos son justificados y otras veces se pasa por alto aplicaciones que abusaban de ellos. Han pasado tres años desde Marshmallow, quizá es la hora de repensar los permisos.

Mejor rendimiento

Doze

Otra batalla que los desarrolladores de Android llevan librando desde hace años es la del rendimiento, con múltiples ataques destinados a eliminar o limitar los wakelocks, o las veces que el dispositivo se despierta para actualizar sus datos y, por ejemplo, revisar si tiene alguna notificación.

Android ha mejorado mucho al respecto y prácticamente cada nueva actualización del sistema pule un poco la mejora anterior, pero no parece que hayamos tocado la cima de la optimización. Por pedir, que no sea, y obviamente nos gustaría que Google se sacara de la manga algún truco de ingeniería que hiciera que nuestros móviles con Android P fueran más rápido, usaran menos memoria, duraran más encendidos o todos a la vez.

En Xataka Android | Historia y evolución de Android: cómo un sistema operativo para cámaras digitales acabó conquistando los móviles

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos