Android 12 trae el rediseño que estábamos esperando, pero que (casi) nadie va a poder probar

Android 12 trae el rediseño que estábamos esperando, pero que (casi) nadie va a poder probar
6 comentarios
HOY SE HABLA DE

Android 12 ha llegado con un gran cambio estético bajo el brazo. El equipo de Google ha llevado varios pasos más allá el 'Material Design' estrenado por Android Lollipop siete años antes, y curiosamente lo ha evolucionado tanto que apenas queda rastro del original. Pero este cambio apenas servirá de nada, apenas tendrá relevancia en el mercado si no llega a un número suficiente de teléfonos móviles. Y no lo hará.

Los nuevos cambios estéticos (y de tipo funcional) que Android 12 trae consigo se chocarán de frente con el hecho de que el sistema operativo de Google se distribuye de una forma muy mejorable que hace llegar unas cuantas características a casi todos, pero muchas a muy pocos. Y si a eso le sumamos que los fabricantes suelen optar por capas de personalización propias, toda esta 'revolución' introducida por Google no tardará en quedar pasada por agua.

El diseño de Android 12 chocará de frente con la distribución

Android tuvo en sus orígenes la fama, probablemente merecida, de ser un sistema operativo poco estético en comparación con su competencia más directa a día de hoy, el iOS de Apple. Tanto fue así que la llegada de las capas de personalización, con ese HTC Sense que algunos todavía guardamos en el recuerdo, se recibió con más aplausos por el apartado estético que por el de las funcionalidades añadidas.

Pero con el tiempo, el sistema operativo ha ido adoptando un diseño más conexo y agradable que, sin embargo, se ha visto perjudicado por esas mismas capas que en la mayoría de ocasiones cubre al propio sistema. Ahora el sistema confecciona con 'Material You' patrones de colores en función de nuestra imagen de escritorio y los lleva a todo el teléfono (todos nuestros teléfonos) para unificar el estilo. Un estilo adaptado a nosotros.

Google aprovecha estos nuevos temas que se generan partiendo de la imagen del escritorio para cambiar más cosas. Se introduce un nuevo diseño para los widgets del sistema, se cambia la forma de los iconos, se redefinen aspectos como la barra de botones o los ajustes rápidos, e incluso se ofrecen nuevas tipografías para adaptarse a cada nuevo patrón generado. Y si queremos, podemos crear nosotros nuestro patrón personalizado. Google quiere que nuestro teléfono se diferencie del resto, y lo conseguirá sólo con unos pocos teléfonos. Muy pocos.

Android 12

Decimos que lo conseguirá sólo con unos pocos porque Google sigue arrastrando el mismo problema casi desde sus orígenes, el de la fragmentación del ecosistema. Porque los de Mountain View llevan muchas de sus mejoras técnicas y de seguridad a otras versiones del sistema operativo a través de los Google Play Services, pero el apartado de diseño y estético no se arrastra de esta manera. Ese apartado es exclusivo de cada versión de Android, y los teléfonos que se actualizan cada año son muy pocos.

El mercado Android tardará mucho tiempo en ofrecer una cuota de distribución decente para Android 12, lo hemos comprobado hasta la saciedad con versiones anteriores. Así que todo este diseño se perderá como lágrimas en la lluvia y llegará, si llega, a algunos usuarios más cuando ya Android 13 esté en la calle. O cuando esté a punto de llegar Android 14. Así ha sido siempre y no parece que sea un problema que vaya a solucionarse pronto.

Todos los superventas llevan capa

Oneui

También decimos que lo conseguirá sólo con unos pocos porque incluso los usuarios que reciban Android 12 tendrán pocas posibilidades de disfrutar del apartado gráfico del sistema. Lo harán los usuarios de los Google Pixel, que además se quedan con funciones exclusivas como la transcripción automática de subtítulos, lo harán los usuarios de Motorola, lo harán los de Nokia y lo harán muy pocos más. Porque las capas de usuario existen, son muy variadas y copan la inmensa mayoría del mercado.

La gran mayoría de fabricantes de Android esconden el sistema tras un diseño propio, y al final Android 12 se perderá

Basta echar un vistazo a los fabricantes con más ventas cada trimestre para encontrarnos un 100% de presencia de capas de personalización. Samsung lidera con One UI, Xiaomi le persigue con MIUI, tras él van OPPO con ColorOS y Vivo con FunTouch y OriginOS. Y los que no aparecen en la fotografía son muchos más, son OnePlus con OxygenOS, Realme con RealmeUI, ASUS con ZenUI (salvo que optes por Android stock) e incluso Huawei con EMUI, aunque probablemente nunca llegue a poder usar Android 12 y continúe en solitario con HarmonyOS.

Al final, Android 12 ha llegado para que el aspecto gráfico del sistema operativo dé un salto de gigante que muy poca gente podrá disfrutar, o bien porque su teléfono no se actualice a Android 12 o bien porque acabe enterrado tras la personalización de la marca. Una personalización de marca que cambiará, como cambia con cada nueva versión, pero que seguirá sin dejarnos ver qué hay bajo el capó. Los teléfonos que dejan ver cómo es Android en realidad son pocos, muy pocos. Una auténtica pena pues Android 12 es un antes y un después en diseño en Android, y no cambiará nada.

Temas
Inicio